Vicios y hábitos inconscientes que perjudican la salud de tu boca

La mayoría de nuestras manías y tics son inconscientes, y con frecuencia ni siquiera sabemos con cuanta frecuencia las repetimos cuando estamos ansiosos. En ocasiones sí nos percatamos, pero no somos capaces de dejar estos hábitos. Son vicios como hacer crujir los huesos de las manos, mordisquear las uñas, toquetearse la cara o el pelo constantemente…

tics malos salud boca

En algunas ocasiones el estrés puede llevarnos a adquirir hábitos perjudiciales para nuestra salud bucodenal

Obviamente algunos resultan hasta desagradables para los demás (como hurgarse constantemente la nariz, por ejemplo), pero además algunos de estas acciones que llevamos a cabo mecánicamente en situaciones de estrés, dañan la salud de nuestra boca.
¿Tienes tú alguno de estos tics?
Rechinar los dientes o apretarlos en exceso puede causar dolor de cabeza y fracturas dentarias.
Según un informe del Hospital Ruber Dental de Madrid, más de un 70% de los adultos tiene bruxismo (tanto el diurno como el que se lleva a cabo mientras dormimos) y en ambos casos tiene mucho que ver la ansiedad y el estrés. Pero en algunos casos puede tener que ver con una malposición dental. Ciertos estudios también lo vinculan a algunos hábitos del sueño (como dormir de espalda) o alteraciones del sueño.
Una de las principales consecuencias del bruxismo es el desgaste del esmalte, lo que además de crear problemas de salud oral, origina una sensación molesta y hasta dolorosa en la boca. Pero además puede causar contracciones musculares en las cervicales, dolores de cabeza, y en la mandíbula, e incluso fracturas en las piezas dentales.

Mordisquear objetos provoca daños en el esmalte de los dientes
Son muchos los que mordisquean casi cualquier objeto que tienen entre las manos: los palitos para remover el café de máquina, lápices, bolígrafos, los tapones de las botellas de plástico… Algunos lo hacen para concentrarse, y otros para calmar la ansiedad, pero los dientes sufren, porque su función no es morder objetos, sino masticar la comida. Esto provoca que la dentadura ejerza una presión inadecuada que puede fracturarlos e incluso, con el paso del tiempo, puede moverlos.

Morderse la boca y el interior de las mejillas crea llagas e infecciones bucales
Dermatofagia es como se denomina al hábito de morderse la piel a propósito y quienes lo padecen recurren a él para liberar el estrés. No nos referimos a las mordeduras accidentales del interior de las mejillas o labios, sino cuando se muerde voluntariamente.
En muchas ocasiones se comienza mordiendo lápices o algún otro pequeño objeto en situaciones de nervios, y el hábito deviene en mordisquear su propia boca, lo que puede provocar heridas dolorosas e infecciones en la mucosa bucal.

Morderse las uñas (onicofagia): infecciones en dedos y boca
Uno de los tics más habituales es el de morderse las uñas. De hecho, un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiraz, en Irán, revela que tres de cada 10 personas se muerden las uñas. Este hábito puede provocar dolor cuando la piel que rodea la uña se inflama y se infecta. En los casos más graves pueden aparecer quistes intraóseos e infección del hueso. Pero además, suelen tener una mayor presencia de bacterias potencialmente patógenas en la boca como consecuencia de este hábito que incluso puede acarreárles infecciones intestinales, desgaste en el esmalte dental, alteraciones en la mandíbula que pueden producir dolor y problemas al masticar, así como problemas en las encías que pueden acabar provocando gingivitis o enfermedad periodontal.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.