¿Qué tiene que ver el sendentarismo con la mala salud oral?

El sedentarismo y la obesidad son dos de los problemas generalizados de las sociedades modernas. La falta de ejercicio físico regular y el sobrepeso son factores de riesgo de numerosos trastornos de salud, entre ellos diabetes tipo 2, los problemas cardiovasculares y además son agravantes de otras patologías, pero también puede perjudicar la salud de los dientes y encías, ya que la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia o el tabaquismo son causa frecuente de las infecciones bacterianas que afectan a las encías causando enfermedad periodontal. La actividad física contribuye a controlar los niveles de glucosa en sangre, minimizando el riesgo de sufrir infecciones orales. Por ello la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense apoya numerosas iniciativas deportivas para fomentar hábitos de vida saludables entre los jóvenes y alejarlos del sedentarismo.

sedentarismo salud oral

Los hábitos de vida sedentarios pueden dañar la salud de tu boca

Diversos estudios demuestran la vinculación entre la vida sedentaria y los problemas orales, ya que comparten factores de riesgo, pero además, es difícil que a una persona a la que le cuesta mantener unos buenos hábitos de vida sea constante cuidando su salud bucal. También, en muchas ocasiones, el sedentarismo se vincula a malos hábitos como el consumo de alcohol, tabaquismo, mala higiene (o limpieza incorrecta…) todos ellos factores de riesgo de la enfermedad periodontal. Una investigación publicada en el Journal of Periodontology, demostró que una mala salud general aumenta, en especial, el riesgo de desarrollar periodontitis, una patología inflamatoria crónica de las encías y de los ligamentos y huesos que sostienen los dientes, y que es la principal causa de pérdida de piezas dentales.
En varias ocasiones os hemos hablado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de que existen muchos estudios que ratifican la vinculación entre un problema gingival y la salud general del organismo. Una infección en las encías puede provocar la aparición de una inflamación sistémica que puede acabar degenerando en una patología coronaria, entre otros problemas. Cuando la inflamación afecta al aparato circulatorio y cardiovascular, puede llegar a ser tan grave que puede incluso causar la muerte del paciente.
Según los estudios, disminuyendo los factores de riesgo de enfermedades cardiacas se minimizan las posibilidades de desarrollar un problema de las encías.
En definitiva, seguir unos hábitos de vida saludables, hacer ejercicio físico de manera regular y manteniendo una dieta equilibrada, beneficiaremos la salud de nuestra boca, y también nuestra salud general.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.