¿Qué tiene que ver la ortodoncia con la colocación de implantes dentales?

Cada vez es más raro ver personas que han perdido dientes y no se ponen implantes. En España se colocan anualmente unos 800.000 implantes dentales y es un dato que va en aumento. Hace años lo que se buscaba básicamente al sustituir piezas era devolver al paciente su capacidad de masticar correctamente, así como eliminar los antiestéticos huecos que, además, pueden propiciar el desplazamiento de otras piezas dentales. Pero hoy en día un buen especialista planificará la implantología buscando reconstruir la sonrisa original del paciente, ya que cuando están bien colocados las piezas sustituidas no se notan en absoluto.

ortodoncia implantes

Sustituir los dientes que se caen es fundamental para que los otros dientes no se desplacen tratando de llenar el hueco

Las ventajas de los implantes son incuestionables, pero no hay que olvidar el importante riesgo de periimplantitis (inflamación de los tejidos blandos que rodean al implante) y problemas graves que pueden llevar, en los casos más graves, a la pérdida del hueso.
Por eso hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:
– El implante ha de ser de la más alta calidad: que no te importe preguntar por el tipo de implante que te van a colocar y el grado de biocompatibilidad. Piensa que una vez esté colocado formará parte de tu cuerpo y que su raíz irá anclada a tu hueso maxilar o a tu mandíbula, por lo que cualquier problema puede afectar a tu hueso y en los casos más graves puedes llegar incluso a perder el hueso.
Éste es el motivo por el que los implantes que están elaborados con las más modernas técnicas y materiales suelen tener un elevado coste. En este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense ya os hemos hablado de varias campañas de asociaciones profesionales que pretenden advertir respecto a promociones y ofertas recordando que lo barato sale caro.
– Es importante que te pongas en manos de un buen especialista de confianza que te realice pruebas diagnósticas antes de realizar la intervención para que no surjan imprevistos a la hora de realizar el implante.
– Si transcurrió tiempo desde la pérdida de una o varias piezas dentales las otras tienden a desplazarse para ocupar el hueco que queda vacío. Por ello en muchas ocasiones es necesario recurrir a la ortodoncia y a la implantología para que el paciente recupere la funcionalidad de la boca. En primer lugar se realiza el tratamiento ortodóncico y una vez conseguido el espacio deseado y una buena oclusión se colocan los implantes. En algunos casos el paciente ha de continuar con el aparato de ortodoncia para que los brackets mantengan el espacio durante el tiempo necesario para que el implante se integre en el hueso.

Una buena oclusión es fundamental para una correcta salud bucodental, pero también para que el implante dure por el efecto de un contacto excesivo de la dentadura en la zona del implante.
Para que los implantes tengan una buena duración es fundamental cuidarlos con una higiene completa y acudiendo periódicamente a revisión para evitar que se infecte. La inflamación del tejido que rodea a la pieza sustituida puede hacer que se mueva y que acabe cayéndose.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.