¿Vas a viajar en avión en vacaciones? ¡Tranquilo! La ortodoncia no pita en el aeropuerto

Cuando pensamos en una ortodoncia inmediatamente nos viene la imagen de los aparatos metálicos a la cabeza, porque durante muchos años fueron así. Hoy en día existen numerosas alternativas de tratamiento, pero la mayoría contiene alguna pieza metálica (como los arcos), por ello una pregunta muy frecuente que nos hacen nuestros pacientes de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela es ¿pitarán los arcos de seguridad del aeropuerto al pasar con la ortodoncia? Y la respuesta es NO, podéis viajar con total tranquilidad en avión, porque ni brackets ni implantes pitan en los controles de seguridad.

Los alineadores transparentes se fabrican a medida con poliuretano termoplástico, pero el resto de los sistemas ortodóncicos actuales implican llevar algo metálico.

Por ejemplo, la ortodoncia estética que empleamos para mejorar vuestras sonrisas en las Clínicas Pérez Varela lleva brackets cerámicos de alúmina policristalina, pero los arcos son metálicos (la mayoría se fabrican en acero inoxidable, pero los que usamos en la clínica están hechos con nitinol, una aleación de níquel y titanio).
Los brackets convencionales son evidentemente metálicos, y en la ortodoncia invisible se emplean los brackets linguales (Incognito), que están fabricados con una aleación formada mayoritariamente de oro mezclado con otros metales para que sean lo más delgados posible y se adapten completamente a la anatomía del diente.
Están compuestos por un 60% de Oro, un 13,5% de Cobre, un 9% de plata, un 7,6% de
Platino, un 1,5 % de Zinc y el 0,4 % de Iridio.

ortodoncia aeropuerto

La ortodoncia te permite hacer una vida completamente normal

¿Por qué no pitan si llevan elementos metálicos?

No es que los brackets estén fabricados con algún material metálico que no detecten los arcos de seguridad. Muy al contrario, los sistemas de control de los aeropuertos pueden detectar absolutamente todo tipo de metales (incluido el oro y titanio que llevan muchas ortodoncias e implantes) pero están regulados para detectar los metales concretos que a la Guardia Civil y a las fuerzas de seguridad les interesan y en las cantidades y densidades que buscan porque, de lo contrario, pitarían cada vez que pasa una persona, volviéndose ineficaces porque no servirían de filtro.
Hoy en día son muchas las personas que llevan permanentemente algo metálico, ya sea en los implantes dentales, placas de titanio de las vértebras, piercings, distintas prótesis, empastes antiguos…

Como algo excepcional, cuando un aparato es nuevo y está recién instalado, hasta que los especialistas lo regulan del todo puede suceder que al inicio esté más sensible de lo habitual, con lo que, en casos rarísimos, podría pitar alguno de estos elementos. En caso de que así sea, la solución en el caso de los brackets es tan sencilla como sonreír, abrir la boca y mostrar la ortodoncia. En el caso de los implantes, como no se distinguen de las piezas normales a simple vista, la Guardia Civil pedirá el contacto del odontólogo que haya colocado dichos implantes para que confirme que efectivamente el paciente lleva dichas piezas. Pero este supuesto es altamente infrecuente y excepcional, por lo que podéis viajar con ortodoncia con total tranquilidad.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.