Una sonrisa más bonita gracias a las fresas

Están de temporada y son muy ricas, pero además son un excelente aliado para cuidar la boca: las fresas son una de las frutas más completas para proteger la salud bucodental.

El motivo es que son fuente natural de Xylitol, por lo que atacan muy eficazmente a las bacterias que van formando la placa dental.
Además de combatir la placa dental, otro de los efectos positivos del Xylitol de las fresas sobre nuestra salud oral es que inhibe la desmineralización que se produce por la disminución del pH de la boca y que tiene como consecuencia el desgaste del esmalte dental que nos hace más vulnerables a la caries.
Existe un falso mito de que las fresas blanquean los dientes. Es cierto que contribuyen a fortalecer el esmalte dental, y un esmalte dental fuerte es más limpio, pero no eso no quiere decir que tengan un efecto blanqueador.
Entre las propiedades del xylitol está la estimulación de la circulación sanguínea en las encías, lo que aporta vitalidad a la los dientes.
Otro de los motivos por el que las fresas protegen tu salud bucodental y te ayudan a presumir de sonrisa sana, fuerte y blanca fresas es que son una potente fuente de antioxidantes, aliados en la lucha contra el envejecimiento celular.
Por otra parte, también contribuyen a combatir el mal aliento. Las fresas contienen vitamina C, que consumido regularmente combate las bacterias que crecen en la boca, y ayuda a prevenir problemas de las encías y gingivitis.

Las fresas cuidan de la salud bucodental gracias al Xylitol

Las fresas cuidan de la salud bucodental gracias al Xylitol

Pero tienen más propiedades beneficiosas para el organismo:

– Son versátiles y son una sana alternativa a los dulces. Son ricas en fructosa, por lo que aportan al organismo azúcares de forma natural.
– Tienen pocas calorías y son muy ricas en nutrientes
– Ayudan a cuidar la visión. Contienen betacaroteno, por lo que las personas con ciertas patologías oftalmológicas se pueden beneficiar del consumo de fresas. También tienen pigmentos como la luteína y la zeaxantina, importantes para la salud ocular, que resultan beneficiosos, por ejemplo, en casos de degeneración macular asociada a la edad.
– Contribuyen a frenar el envejecimiento, ya que contienen flavonoides, que son pigmentos vegetales con una importante función antioxidante. Dicho efecto antioxidante se debe principalmente a su alto contenido en vitamina C.
– Ayudan a luchar contra algunos tipos de cáncer gracias a sus mencionados poderes antioxidantes, que neutralizan el efecto de los radicales libres, responsables también de enfermedades cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer. La vitamina C también mejora la absorción del hierro de los alimentos, por lo que ayuda en casos de anemia.
– Son excelentes para las embarazadas debido a su contenido en ácido fólico, imprescindible para la división y proliferación celular y clave en la prevención de la espina bífida, lo que conviene a las mujeres en edad fértil y las embarazadas.
– Mejoran el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, que también contribuye a equilibrar las cifras de colesterol y glucosa sanguínea y algunos tipos de cáncer como el de colon.
– Son ricas en potasio y pobres en sodio, lo que favorece la diuresis y por eso resultan beneficiosas en casos de hipertensión arterial, retención de líquidos, hiperuricemia o gota. Sin embargo, las personas con insuficiencia renal o cálculos renales de oxalato deberían evitar su consumo, ya que las fresas contienen ácido oxálico.

Las fresas son, en resumen, uno de los alimentos que contribuyen a cuidar nuestra salud y que es recomendable incluir en la dieta habitual. Los expertos aconsejan consumir al menos dos o tres raciones de fruta al día (1 ración equivale a 1/4 de taza) y que, en la medida de lo posible, sean orgánicas, ya que las que no lo son suelen tener muchos productos químicos.

Si te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia consulta a tu especialista sobre cómo limpiar correctamente las semillas después de consumir fresas.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.