Una investigación relaciona la apnea del sueño y el riesgo futuro de demencia

Las personas que sufren problemas respiratorios por la noche (como apnea del sueño) tienen hasta un 26 por ciento de probabilidades de acabar desarrollando deterioro cognitivo, según un estudio llevado a cabo por Investigadores de la Universidad de California, en San Francisco. No hay que olvidar que las estadísticas apuntan a que el 25% de la población padece apnea del sueño y un 4-5% sufre cuadros severos de dicha patología cuyos síntomas más frecuentes son, además de los ronquidos, las pausas respiratorias o asfixias repetidas durante el sueño (y el consecuente cansancio y la fatiga crónica debido a esta falta de descanso).

 

apnea sueño ortodoncia

Gracias a la ortodoncia y a la cirugía ortognática las personas que padecen apnea del sueño pueden mejorar su calidad de vida

 

Sin embargo, los problemas respiratorios durante el sueño son tratables por lo que, si consiguen corregirse, “también podría ayudar a los afectados a reducir su riesgo de demencia a largo plazo”, según los responsables de la investigación.
De hecho, y como ya os hemos contado anteriormente en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, la ortodoncia y la cirugía ortognática pueden mejorar sensiblemente la calidad de vida de los pacientes con apnea del sueño, e incluso permitirles dormir sin estar conectados al aparato. La obstrucción de la vía aérea (garganta) es lo que provoca el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS). Hay pacientes que, por diversas causas, tienen muy estrechas las vías aéreas superiores y no pasa bien el aire por ellas, así que en determinados momentos de la noche se quedan en apnea mientras duermen, es decir, que se quedan sin respiración en determinados momentos del sueño. Este problema es una de las causas de riesgo de muerte súbita.
En esta investigación de la Universidad de California, los problemas respiratorios también se asociaron con una función ejecutiva algo peor (lo que afecta a los procesos mentales involucrados en la planificación, atención o a la hora de recibir instrucciones), pero no hay evidencias de que afectaran a la memoria. Se cree que la reducción del oxígeno que llega al cerebro con la apnea podría, a medio o largo plazo, provocar lesiones cerebrales que pueden derivar en un deterioro cognitivo.
Así se desprende de la investigación publicada en la revista ‘JAMA Neurology‘, que consistió en una revisión de estudios con más de 4,2 millones de participantes cuyos resultados podrían ser importantes para la detección precoz de la demencia.
Sin embargo, el análisis no tuvo en cuenta la obesidad, que es un factor de riesgo independiente, tanto para la apnea como para el deterioro cognitivo.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.