Una buena salud dental disminuye en un 86% el riesgo de neumonía

La falta de higiene oral puede hacer que se desarrollen problemas como caries o enfermedades de las encías que pueden derivar en varias patologías asociadas a una gran mortalidad, como enfermedades cardiovasculares o incluso algunos tipos de cáncer, según distintos estudios científicos. Pero también existen investigaciones que hablan de su relación con la neumonía. Y es que mantener tu boca sana reduce el número de bacterias en la cavidad oral que pueden acabar originando la neumonía.
Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia en Richmond (EE.UU.) que se publicó en el marco de la Reunión Conjunta 2016 para las Enfermedades Infecciosas (IDWeek) celebrada en Nueva Orleáns pone de manifiesto que las personas que nunca van al dentista tienen un riesgo hasta un 86% mayor de desarrollar neumonía que las que acuden dos veces al año a su revisión dental.
Aunque no se pueden eliminar completamente las bacterias de la boca, con una buena salud oral se reducen sensiblemente.

neumonia salud oral

La salud bucodental y el desarrollo de una neumonía están relacionados según un estudio de la Universidad de Richmond, en Virginia

La neumonía es una enfermedad del sistema respiratorio que normalmente está causada por una bacteria, un hongo o un virus. Los niños, los mayores y las personas inmunocomprometidas son una población de especial riesgo, ya que incluso puede llegar a resultar mortal en los casos más graves. Aunque la neumonía tiene un origen infeccioso, el cuidado de la cavidad oral puede ayudar a reducir el riesgo de contraerla.
Esta investigación llevada a cabo en la universidad norteamericana evaluó los datos registrados en una encuesta realizada en 2013 en Estados Unidos sobre la atención sanitaria, incluyendo el cuidado bucodental y se detectó que del total de 26.246 participantes en la encuesta, 441 sufrían neumonía bacteriana.
Aunque todos los organismos están repletos de microorganismos como bacterias, virus u hongos que tienen un papel esencial en el correcto funcionamiento del cuerpo humano (como algunas especies bacterianas del microbioma oral o de la flora intestinal) hay otros microorganismos que son perjudiciales para la salud y pueden llegar a causar una enfermedad. Éste es el caso, por ejemplo, de algunas especies de estreptococos y de estafilococos que podemos aspirar o inhalar involuntariamente y que si llegan a los pulmones pueden dar origen a una neumonía.
El estudio también concluyó que las personas que nunca acuden al odontólogo tienen un riesgo de más de un 80% de desarrollar neumonía que aquellos que acuden dos veces al año al especialista.
Realizar una concienzuda limpieza bucodental después de cada comida (con especial hincapié en la que debemos hacer después de cenar) y acudir regularmente al odontólogo, así como al ortodoncista si tienes problemas de malposición dental o de mala mordida reduce el riesgo de contraer una neumonía.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.