Tratamiento ortopédico infantil de la maloclusión Clase III

La ortodoncia en adultos es una realidad cada vez más habitual, pero lo cierto es que el momento óptimo para corregir el desarrollo oral es durante la etapa de crecimiento. Por ello, las principales sociedades ortodóncicas, entre ellas la SEDO, que preside el Doctor Pérez Varela, recomiendan llevar a los niños a revisión a los seis años y no más tarde de los 7. Ese es el momento ideal para que el especialista valore si el desarrollo óseo oral es correcto. De lo contrario, se puede corregir de manera más sencilla con ortopedia dentofacial. Como en el caso de estos hermanos, que están realizándose en la Clínica Pérez Varela el tratamiento ortopédico de la maloclusión Clase III esquelética con disyunción, expansión y máscara facial de tracción anterior.

ortopedia dentofacial infantil

El Doctor Pérez Varela con dos pequeños pacientes que están sometiéndose a tratamiento de ortopedia dentofacial

Algunas discrepancias entre maxilar y mandíbula son de origen genético, por eso, si alguno de los padres tiene este problema, es aún más importante llevar a sus hijos a la revisión, para así poder descartar que lo hayan heredado.

ortopedia dentofacial infantil

Un tratamiento precoz evita problemas más complejos en la edad adulta

Los tratamientos ortopédicos permiten evitar complicaciones y anomalías que, en la edad adulta, sólo pueden corregirse mediante cirugía ortognática. Este tipo de tratamiento se realiza para corregir y guiar el crecimiento de los huesos bucales en los niños con el objeto de lograr que tengan una posición y un tamaño adecuados para que la boca se desarrolle correctamente, tanto desde el punto de vista de la función (masticar, hablar…) como estético, ya que un mal crecimiento maxilofacial tiene numerosas consecuencias negativas en la salud.

Entre los cinco- seis y los 11 años, los huesos (que están en proceso de formación), son más maleables, por lo que resulta trascendental llevar a los pequeños a revisión ortodóncica en ese momento. Si estos problemas (por posición o tamaño inadecuados) no se solucionan y se llega hasta la edad adulta, sólo podrán resolverse mediante una operación, lo que es más costoso y complicado.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.