Tratamiento ortopédico de la maloclusión Clase III

La etapa de crecimiento es el momento óptimo para corregir el desarrollo oral. Por ello, las principales sociedades ortodóncicas, entre ellas la SEDO, que preside el Doctor Pérez Varela, recomiendan llevar a los niños a revisión a los seis años y no más tarde de los 7  para que el especialista valore si el desarrollo oral es correcto. Cuando no es así, y se diagnostica precozmente, se puede corregir de manera más sencilla con ortopedia dentofacial.

ortopedia dentofacial

David Crego con su aparato de ortopedia dentofacial para tratar su maloclusión Clase III

Es el caso de David Crego al que tratamos ortopédicamente la maloclusión Clase III esquelética, intentando potenciar el crecimiento de la maxila haciendo expansión, y con la máscara llevándola hacia delante.

La maloclusión Clase III se caracterizan por el predominio mandibular (en relación a una maxilar superior atrasada). Es decir, las estructuras dentarias inferiores están situadas hacia delante con respecto a la base ósea mandibular. También se llama “prognatismo mandibular”.  Aproximadamente el 5% de todas las maloclusiones son Clase III.

Algunas discrepancias entre la maxila y la mandíbula son de origen genético, por eso, si alguno de los padres tiene este problema, es especialmente importante que lleven a sus hijos a su revisión ortodóncica para descartar que lo hayan heredado o, si lo han hecho, poder tratarlo precozmente.

Los tratamientos ortopédicos están encaminados a evitar problemas que, en la edad adulta, sólo pueden corregirse mediante cirugía ortognática. La ortopedia dentofacial permite corregir y guiar el crecimiento de los huesos de la boca infantiles para que alcancen una posición y un tamaño adecuados, y que así la boca se desarrolle correctamente, tanto desde el punto de vista de la función (masticar, hablar…) como estético, ya que un mal crecimiento maxilofacial tiene numerosas consecuencias negativas en la salud.

Los aparatos extraorales crean fuerzas especiales que dirigen el crecimiento de la cara y de los maxilares. Su uso regular ayuda a conseguir óptimos resultados y es necesario llevarlos el número de horas que indique el especialista en ortodoncia.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.