¿Todos podemos someternos a ortodoncia?

Hay muchos motivos para someterse a ortodoncia. El primero en el que todos pensamos es alinear los dientes para obtener una bonita sonrisa. La estética de la es muy importante en la vida personal, familiar y profesional, pero, además, la ortodoncia persigue mejorar la función de la boca. Es decir, puede conseguirse que una persona mejore su salud y su calidad de vida, se incremente la higiene bucodental, que pueda dormir bien, masticar bien e incluso, se puede mejorar la respiración.

La ortodoncia es mucho más que alinear dientes. Es la especialidad dental que corrige la posición defectuosa de las piezas dentales y las anomalías de los huesos de la boca. Mediante tratamiento ortodóncico se busca que los dientes encajen entre ellos y que la boca pueda cumplir mejor su función: masticar bien los alimentos, hablar…

 

¿Qué edad es mejor para la ortodoncia?

 

La edad adecuada para los tratamientos varía en función del problema a tratar. Por ello es aconsejable llevar a los niños a revisión ortodóncica a los 6 años, para que pueda hacerse un tratamiento ortopédico en caso de ser necesario.

Cuando el tratamiento interceptivo no se ha realizado, es necesario hacer un tratamiento correctivo. Para ello la edad idónea son los 10 o los 12 años, durante el periodo de crecimiento. Eso no quiere decir que no puedan hacerse durante la adolescencia, aunque sea avanzada, o de adultos.

Hoy en día la mayoría de los que se dedican en exclusiva a la ortodoncia tienen ya 50 % de adultos, se incrementa el número de personas mayores que quieren mejorar la estética, pero también su calidad de vida y su salud.

Nunca es tarde para mejorar la sonrisa. No hay límite de edad para hacerse un tratamiento de ortodoncia mientras se tenga un buen estado periodontal (que no tenga problemas en las encías) y un buen nivel del hueso, si se pone en las manos de un profesional con la formación adecuada que sea capaz de someter la dentadura a las fuerzas precisas no hay ningún riesgo.

El primer día que el paciente viene a la consulta se le hace un estudio y, entre otras cosas, se revisa que la boca tenga un estado de salud adecuado. Si el equipo de la Clínica Pérez Varela encuentra algún problema (caries, gingivitis…) se le informa al paciente de que tiene que resolver esos problemas antes de empezar el tratamiento. No es conveniente poner un aparato de ortodoncia si hay presencia de caries, inflamación de las encías o sangrado. Por ello es necesario acudir al dentista para que trate primero esos problemas, y cuando la boca esté en condiciones de salud adecuadas, iniciar el tratamiento ortodóncico.

 

¿Qué he de hacer para someterme a ortodoncia?

Pide cita en la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense o Santiago para poder hacerte un estudio previo. Te realizaremos las pruebas diagnósticas que sean necesarias (mediante el escáner intraoral, fotos intraorales y extraorales, radiografías empleando el escáner craenofacial o modelos) para analizar el punto de partida y elaborar un plan de tratamiento personalizado.

ortodoncista beatriz iglesias

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez explorando a una paciente de ortodoncia

Cuando vuelvas a consulta, ya con el diagnóstico y la planificación hecha, te plantearemos las distintas alternativas para poder alcanzar los resultados perseguidos.

 

¿Y cuánto cuesta un tratamiento de ortodoncia?

No hay un precio estándar para un tratamiento ortodóncico ni una duración estándar. Depende de la complejidad del caso y del tipo de aparato que se vaya a utilizar.  La técnica (brackets convencionales, estéticos, linguales o invisibles, alineadores transparentes…) suele escogerse en función de la patología del paciente (no todos los sistemas son adecuados para todos los problemas) y de sus objetivos: hay algunos que quieren presumir de aparato, algunos que quieren hacerlo con discreción… etc.

Es importante señalar que no es necesario abonarlo todo por anticipado al inicio, sino que se puede ir pagando poco a poco a lo largo del tiempo que dura el tratamiento.

También hay que precisar que no todos los brackets disponibles en el mercado son iguales. Hay brackets de calidad y otros que no alcanzan los estándares que exigimos en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela, ya que solo trabajamos con materiales de la más alta calidad sanitaria.

Es fundamental recordar que la ortodoncia es salud, y por ello siempre exigimos la máxima fiabilidad. Hay otros brackets y materiales que a veces pueden acarrear descalcificaciones en el esmalte y daños en las piezas dentales, por ello nunca los empleamos.

 

¿Tendré que volver a la clínica después de la ortodoncia?

En las clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela se hacen muchos retratamientos de casos no realizado en nuestras consultas que no han sido diagnosticados (y por lo tanto tratados) adecuadamente.

Estos casos de retratamiento no tienen nada que ver con aquellos en los que se tiene que volver a hacer una ortodoncia porque los dientes se han movido respecto a la colocación conseguida mediante el tratamiento ortodóncico. Como los dientes se mueven durante toda la vida, igual que la piel se arruga, los dientes tienden a apiñarse (sobre todo los inferiores). Por ello es necesario poner una retención y hacer revisiones de mantenimiento para que no vuelvan a su posición inicial. De lo contrario, es posible que, habiendo llevado aparato en la adolescencia y aún habiendo obtenido buenos resultados, tenga que volver a someterse a tratamiento en la edad adulta por no haberse puesto los retenedores, ni haber acudido a que el ortodoncista controlase que los resultados se mantuvieron en el tiempo.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.