¿Tengo que usar un irrigador dental si llevo Brackets?

Constantemente os hacemos hincapié en la conveniencia de extremar la higiene oral durante el tratamiento ortodóncico para evitar la aparición de gingivitis y caries. Pero, también, para que los resultados del tratamiento sean los que el equipo de la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela ha planificado, y en el menor tiempo posible.

¿Pero a qué nos referimos con extremar la limpieza? Casi todo el mundo es consciente de la necesidad de cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día, después de cada comida, e, idealmente, después de comer cualquier cosa o ingerir cualquier bebida que no sea agua (especialmente si se trata de bebidas azucaradas).

Tanto si has optado por llevar ortodoncia fija con brackets, como un sistema removible, hay que seguir una serie de cuidados para eliminar bien los restos de comida y suciedad que se quedan adheridos a las piezas dentales y a la aparatología.

Existen cepillos manuales específicos de ortodoncia, pero también se puede usar cepillo eléctrico llevando brackets (con alienadores transparentes también, porque se retiran para comer y para limpiarse la boca). Lo importante es que el cepillado dure un mínimo de dos minutos, y se haga por secciones, tal y como os explicamos en la clínica, de forma que nunca nos dejemos una zona sin limpiar, asegurándose de que todos y cada uno de los brackets quedan bien. El cepillado ha de hacerse con la dureza precisa para ser eficiente, pero sin dañar las encías. Es habitual que durante el periodo de adaptación, y durante los primeras semanas de tratamiento, el cepillado con brackets se haga más complicado. Poco a poco te irás habituando a la sensación de llevar algo extraño en la boca, pero también mejorarás la técnica de cepillado.

limpieza oral

El irrigador dental te permitirá realizar una limpieza oral más eficiente

Pero, además, es recomendable emplear el irrigador dental para eliminar completamente los restos de alimentos en aquellos lugares inaccesibles para el cepillo, gracias a la presión del agua. A pesar de realizar un buen cepillado, probablemente te sorprenderás de la cantidad de restos que quedaban atrapados cuando, a continuación, emplees el irrigador. Como (incluso en su versión inalámbrica), el irrigador es complicado llevarlo contigo cuando comas fuera de casa, es importante llevar siempre la seda dental específica de ortodoncia y los cepillos interdentales para complementar la limpieza si comes fuera, o picas algo entre horas y no puedes ir a casa a lavarte los dientes. También es aconsejable usar después de cada cepillado un enjuague bucal específico.

 

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.