Salud bucodental y diabetes ¿Qué tienen que ver?

La diabetes afecta al 13,8% de la población española. 5 millones de personas padecen esta enfermedad, aunque aproximadamente la mitad lo ignoran.

Según los expertos, la enfermedad periodontal es la complicación oral más frecuente de la diabetes, y se cree que esta patología de las encías podría ser incluso un signo precoz de la diabetes.

Los estudios demuestran un aumento de la enfermedad gingival entre quienes padecen diabetes, añadiendo la enfermedad gingival severa a las complicaciones asociadas a la diabetes, entre las que se encuentran la enfermedad cardíaca, el derrame cerebral y la enfermedad renal.

Las últimas investigaciones sugieren que los que padecen diabetes no sólo son más propensos a tener una enfermedad gingival severa, sino que también la enfermedad gingival severa podría afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir a la progresión de la diabetes.

Los estudios indican que las personas que padecen diabetes tienen mayor riesgo de padecer problemas de salud oral como la gingivitis (etapa temprana de la enfermedad gingival) y la periodontitis (enfermedad gingival severa). Esto se debe a que, generalmente, son más propensos a la infección bacteriana y tienen menor capacidad para combatir las bacterias que invaden sus encías.

Otros problemas orales asociados con la diabetes incluyen: aftas, una infección causada por un hongo que crece en la boca, y la boca seca, lo que puede causar dolor, úlceras, infecciones y caries.

Esto hace que sea muy importante la colaboración entre especialistas para un diagnóstico precoz y la prevención.

Los estudios demuestran la relación entre diabetes y salud bucodental

Mantener una buena higiene bucodental es especialmente importante si tienes diabetes. Foto: sinazucar.info

Si padeces diabetes es muy importante cepillarse los dientes y de utilizar el hilo dental correctamente, así como realizarse revisiones regulares. Si tus niveles de glucosa no están bien controlados, puedes tener mayor propensión a desarrollar una enfermedad gingival severa e incluso a perder más piezas dentales que los que no son diabéticos. Como todas las infecciones, la enfermedad gingival severa puede ser un factor en el aumento de los niveles de azúcar y puede dificultar más el control de la diabetes.

Consejos para prevenir los problemas dentales asociados con la diabetes:

–          Controlar el nivel de glucosa en la sangre.

–          Cuida bien tus dientes y encías con una adecuada higiene bucodental.

–          Visita al dentista cada seis meses.

Para mantener a raya las aftas:

–          Lleva un buen control diabético

–          No fumes

–          En caso de utilizar dentadura postiza, retíralas y límpielas diariamente.

 

Controlar adecuadamente la glucosa también puede ayudar a prevenir y aliviar la resequedad de la boca causada por la diabetes.

 

Fuente: Colgate, American Diabetes Association.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.