Salud bucodental infantil: la prevención es la base de una boca sana

Para asegurar la salud bucodental de los niños es recomendable que antes de los 7 años se sometan a una revisión ortodóncica. La rutina del curso y sus apretadas agendas de actividades extraescolares en ocasiones hacen complicada la visita a un especialista, por eso las vacaciones son un buen momento para pedir cita para una revisión.
Una revisión temprana permitirá detectar problemas óseos y de posición de los dientes favoreciendo que se actúe a tiempo y que el problema no se agrave, ya que en edad de crecimiento resulta más sencillo solucionar cierto tipo de patologías.

Mientras aún son pequeños el ortodoncista puede corregir y guiar el desarrollo del maxilar y la mandíbula del niño, debido a que los huesos y dientes pueden moldearse con mayor facilidad en edades tempranas. Esto puede mejorar sustancialmente la calidad de vida del menor e, incluso, evitarle una posible cirugía en la edad adulta, de ahí la importancia de un diagnóstico precoz.

Un ortodoncista ha de revisar al niño antes de cumplir los 7 años

Un ortodoncista ha de revisar al niño antes de cumplir los 7 años

Con independencia de las revisiones, has de consultar a un especialista si el niño presenta alguno de estos síntomas
• Pierde prematura o tardíamente los dientes de leche
• Tiene dificultad para morder o masticar
• Respira por la boca
• Le suena la mandíbula o ésta se le desencaja
• Tiene problemas de pronunciación
• Se muerde los mofletes por dentro o tiene roces en el paladar
• Tiene desbalance o asimetría facial
• Aprieta los dientes o le rechinan

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.