¿Sabías que tus dientes son tan únicos e irrepetibles como tu huella dactilar? ¡cuídalos!

Nuestra boca es única y contiene información de cada uno de nosotros distinguiéndonos de otros individuos y especies. Las piezas dentales aportan datos particulares de cada persona, al igual que las huellas dactilares hasta el punto de que podrían usarse como mecanismo de identificación (por ejemplo para compras en Internet o con la tarjeta de crédito, por ejemplo).
Es probable que hayas leído en la prensa o visto en alguna película o serie de televisión casos en los que ha logrado identificar a una persona gracias a un análisis de su boca. Esto resulta muy útil, por ejemplo, cuando suceden catástrofes, porque son de las pocas partes del cuerpo que pueden aportar detalles cien por cien fiables acerca de la identidad de los restos encontrados en un accidente, en un terremoto, etcétera y que suelen preservarse hasta en condiciones extremas. La dureza del esmalte provoca que, en incendios, tsunamis… las dentaduras sean de las pocas zonas del cuerpo que mantienen inalterables.
En ese tipo de circunstancias los tratamientos dentales se conviertan en una herramienta fundamental para la identificación, porque permiten cotejar los resultados de las pruebas forenses con el historial guardado por la clínica dental del paciente (endodoncias, ortodoncias, implantes).
En ese análisis de los restos, los forenses tienen en cuenta aspectos como el estado de la boca o los tratamientos recibidos para contribuir a determinar el estatus socioeconómico (estadísticamente las personas con mayor poder adquisitivo tienden a visitar con más frecuencia al odontólogo y a invertir en tratamientos de estética dental), la forma y el grosor de la mandíbula (fundamental para averiguar por ejemplo el sexo), el tamaño y la forma del diente (para determinar la edad), si las piezas están desgastadas (por la edad u otros motivos) o amarillentas (si es fumador o no), si padecía bruxismo y rechinar de dientes (entre otras cosas por el nivel de desgaste) si padecía anorexia (que afecta sustancialmente a la salud bucodental).

dientes sonrisa

Los dientes aportan datos sobre nosotros tan importantes como nuestra edad, nuestro sexo, nuestra raza o incluso si padecemos bruxismo o anorexia

El hecho de que sean únicos también es de gran ayuda para analizar los yacimientos arqueológicos y excavaciones, aportando gran información (la edad, raza o sexo del individuo, de qué época son e incluso su clase social) de los restos encontrados en excavaciones.
Desde este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense os damos a menudo motivos para cuidar vuestra boca, sobre todo por su incidencia en la salud general del organismo. Pero éste podría ser otro motivo para mimar la dentadura.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.