¿Sabes qué costumbres pueden hacer que pierdas los dientes?

Aunque a día de hoy unos implantes de calidad, colocados por un buen profesional, son la mejor opción para reemplazar piezas perdidas, siempre es mucho más recomendable conservar en buenas condiciones la dentadura propia durante muchos años.
Para ello, además de la genética, influirán de manera decisiva tus hábitos.
Sigue estos consejos para no perjudicar tu dentadura:
Masticar hielo o cosas duras como huesos de frutas pueden fracturar los dientes, ya que las piezas dentales no tienen la resistencia necesaria. Además, el cambio de temperatura al que sometes a tu dentadura al morder hielo pueden crear fisuras debido a la expansión y contractura de esas variaciones térmicas.

Visita al dentista: Muchas personas se lavan a diario los dientes, usan la seda dental y prestan en casa atención a las higienes de rutina bucodental, pero descuidan la visita anual al odontólogo. Si llevas tu coche a que lo revisen en un taller como mínimo una vez al año ¿por qué no haces lo mismo con tu boca?

– No uses tus dientes como herramientas. No abras bolsas con los dientes, ni desenrosques tapones de botella o te muerdas las uñas. Cuando somos adultos los bordes de los dientes ya están degastados y son más susceptibles de dañarse accidentalmente.

– No solo hay que lavarse los dientes, hay que hacerlo bien.
Lavarse los dientes un mínimo de dos veces al día, y utilizar la seda dental al menos una de ellas para limpiar los espacios donde el cepillo no puede llegar es fundamental para que los dientes se conserven bien. Tu boca está llena de bacterias todo el día, si alguna se asienta por un largo periodo en un diente puede picarlo o incluso romperlo. Una buena higiene dental contribuye a evitar la placa antes de que ésta afecte a tu boca. Sin embargo, es fundamental lavárselos correctamente para que el cepillado sea eficaz.
No basta ponerse cualquier pasta dentífrica (algunas son demasiado abrasivas y dañan el esmalte) y mover el cepillo por la boca un rato. El lavado correcto de los dientes requiere una buena técnica, formando pequeños círculos sobre las piezas dentales, en vez de mover el cepillo de lado a lado al menos durante dos minutos y cerciorándose de haber llegado bien a todos y cada uno de los dientes.
La pasta no puede ser abrasiva, pero tiene que contener flúor para restablecer los niveles de minerales en la boca y eliminar las bacterias que el cepillo no es capaz de eliminar.
– El abuso de las bebidas azucaradas es muy perjudicial. Como ya os hemos contado en este blog, los refrescos contienen gran cantidad de azúcares, y aún las que ponen sin azúcar alimentan las bacterias orales. Si tomas una bebida azucarada recuerda extremar tu higiene bucodental, y si no puedes hacerlo inmediatamente enjuaga con abundante agua tu boca para eliminar los restos de azúcar. Esto también resulta práctico cuando se consumen alimentos azucarados, o con muchos carbohidratos (patatas fritas industriales o bollería, por ejemplo).

traumatismos caen dientes

Los deportes intensos o circular en bicicleta o en moto sin casco aumenta el riesgo de traumatismos craneofaciales

Las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense hacemos mucho hincapié en la prevención, ya que unos buenos hábitos evitarán problemas en la boca que pueden originar gingivitis, caries y hasta la pérdida de piezas dentales.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.