¿Sabes cómo se consiguen las sonrisas bonitas y estéticas?

Todos sabemos, aunque sea de un modo inconsciente, qué sonrisas nos gustan y cuáles nos resultan menos estéticas. Hay numerosos estudios que confirman que cuando imaginamos una bonita sonrisa inmediatamente visualizamos una que derroche juventud, lo que equivale a piezas dentales de color blanco (los dientes suelen oscurecerse con la edad), dientes rectos, uniforme, con tamaños armónicos y que permita que se vean los dientes superiores al reír o al hablar. Las piezas dentales superiores no deben estar demasiado curvas o rectas respecto a la curva del labio inferior.

Los dientes desgastados también otorgan un aspecto envejecido a la sonrisa. Pero sobre todo, lo primero para que una sonrisa resulte atractiva es que esté sana.

Sonrisas preciosas

En las sonrisas que más gustan los dientes superiores suelen seguir la línea del labio inferior

En un estudio realizado recientemente por Invisalign, el 98% de los encuestados cree que una bonita sonrisa te hace brillar en cualquier situación y el 85% afirma que la sonrisa es el único aspecto que no se puede maquillar. Además, el 70% dijeron que lo que más les preocupa a la hora de tener una bonita sonrisa es la alineación de los dientes, y para ello hay distintas alternativas ortodóncicas, aunque todas implican un minucioso estudio previo por parte de nuestro equipo en las clínicas Pérez Varela, ya que todos los casos son diferentes y lo importante es que la sonrisa esté en armonía con el rostro que la enmarca. Lo fundamental es buscar armonía entre los dientes y las estructuras que los rodean, como encías, labios y zona peribucal.
A la hora de establecer el tratamiento lo primero que hacemos en las clínicas de ortodoncia Pérez Varela es hacer un estudio previo, valorando la estructura de partes blandas, la posición de labios, mejillas, pómulos, huesos dentoalveolares, dientes, muelas y cómo se ejercen las fuerzas en la oclusión (ya que, como hemos comentado numerosas veces en este blog, la sonrisa no sólo ha de ser bonita, sino tener una oclusión perfecta).
Una vez hecho el diagnóstico, se plantean las diversas alternativas para alinear y colocar adecuadamente los dientes teniendo en cuenta las prioridades del tratamiento pero también los hábitos de vida y deseos del paciente. Por ejemplo, si por su trabajo no desea que los demás sepan que está llevando aparato se valora la posibilidad de una ortodoncia invisible (ortodoncia lingual o Incógnito, o las férulas transparentes de Invisalign. En algunos casos para lograr una sonrisa estética, sana y con buena oclusión la ortodoncia no es suficiente, y es ahí donde es necesaria la cirugía ortognática con cirujanos maxilofaciales.
Si estás planteándote mejorar tu sonrisa consúltanos en las Clínicas de Ortondoncia Pérez Varela de Ourense o Santiago de Compostela.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.