Respirar por la boca al dormir aumenta el riesgo de caries, según un estudio de la Universidad de Otago

Las personas que respiran por la boca al dormir y las que sufren de apnea del sueño son más propensas a tener caries que las que lo hacen por la nariz. Así lo ha determinado un estudio de la Universidad de Otago, de Nueva Zelanda, que apunta a que respirar por la boca puede ser un factor fortuito vinculado a enfermedades dentales como la erosión del esmalte y la caries.

dormir boca abierta caries

Según el estudio los que dormían con la boca abierta tenían un pH promedio de acidez de 6,6, llegando por momentos a 3,6, muy por debajo del umbral de 5,5 cuando empieza a desmineralizarse el esmalte

En la investigación publicada en el Journal of Oral Rehabilitation se analizaron los niveles de pH oral de diez voluntarios que durmieron de forma alterna con unas pinzas en la nariz que los forzaba a respirar por la boca durante el sueño. Se descubrió así que los pacientes que se vieron obligados a dormir con la boca abierta tenían un pH promedio de acidez de 6,6, en cambio los que respiraban por la nariz durante el sueño registraron un ph neutro de 7.
En muchos momentos, en los voluntarios que fueron forzados a respirar por la boca,el nivel descendió a 3,6, que está muy por debajo del umbral de 5,5 cuando comienza a desmineralizarse el esmalte.
El pH, cuyos valores normales oscilan entre 5,6 y 7,6, ayudan a proteger la integridad de la mucosa, arrastrar restos alimenticios y bacterias, neutralizar los ácidos y remineralizar las lesiones dentarias y posee, además, propiedades antibacterianas.
En este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela ya os contamos que hay estudios que ratifican que el estrés continuado y mantenido en el tiempo es la segunda causa de la aparición de caries dentales, solo por detrás de la acumulación de la placa bacteriana originada por una mala higiene dental. Está demostrado que el estrés y la ansiedad aumentan la acidez de la saliva atacando la capa natural que protege a los dientes, es decir, al esmalte.
Además hay otros factores vinculados a la salud del paciente que pueden incrementar el riesgo de caries, como el hecho de padecer diabetes. Los pacientes diabéticos tienen gran riesgo de sufrir tanto hipoglucemia (bajo nivel de glucosa en sangre), como hiperglucemia (nivel elevado de glucosa en sangre) lo que los hace más propensos a tener caries.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.