Relacionan la gingivitis con el desarrollo del alzhéimer

Si te sangran las encías no deberías tomártelo a la ligera. Tal y como os hemos explicado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, la gingivitis es una enfermedad oral causada por la bacteria Porphyromonas gingivalis, que provoca la inflamación y el sangrado de las encías. Se estima que 8 de cada 10 personas mayores de 35 años tiene algún problema relacionado con las encías según la encuesta sobre la Salud Oral en España.
La cuestión es que está relacionada con numerosas enfermedades y problemas de salud de extrema gravedad, y tan dispares como la disfunción eréctil, la enfermedad cardiovascular… y puede llevar a la pérdida de piezas dentales, e incluso del hueso, en sus estados más graves.

Pero, además, un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Louisville, ha encontrado un vínculo entre este problema oral y el Alzheimer. Según un artículo publicado en la revista Science Advances, estos investigadores han demostrado el papel de la bacteria común Porphyromonas gingivalis (Pg) en el desarrollo del alzhéimer y el potencial de los inhibidores de moléculas pequeñas para bloquear este patógeno.
Hasta ahora se sabía que había agentes infecciosos implicados en el desarrollo y la progresión de la enfermedad de Alzhéimer, pero las pruebas de su causalidad no eran convincentes. Por primera vez se considera que hay pruebas <<sólidas>> que vinculan el patógeno gramnegativo, intracelular, Pg, y la patogénesis del alzhéimer. Pero lo más esperanzador es que también se demuestra el potencial de una clase de terapias de moléculas pequeñas para cambiar la trayectoria de la enfermedad. En un experimento con ratones, descubrieron que la bacteria puede moverse de la boca al cerebro. Demostraron que la infección bucal causada por esa bacteria, también puede colonizar el cerebro, y estimular la aparición de placas de la proteína beta-amiloide, una de las principales causantes de la enfermedad de Alzheimer.
La parte positiva es que pusieron de manifiesto que la enzima de la Porphyromonas gingivalis puede ser bloqueada para que esto no suceda a través de un fármaco conocido como COR388, que actualmente se encuentra en ensayos clínicos.

ortodoncista

Tal y como recoge el trabajo de investigación publicado en Science Daily, es importante advertir que las personas con mayor predisposición genética a padecer artritis reumatoide o la enfermedad de Alzheimer deben extremar la prevención de la enfermedad de las encías. En este sentido, y tal y como siempre os recordamos, la mejor manera de prevenir enfermedades de las encías es manteniendo una buena higiene oral (cepillándose correctamente después de cada comida y complementando la limpieza con hilo dental, irrigador oral y colutorio específico), además de acudir al dentista al menos una vez al año, y solucionar los problemas de apiñamiento mediante una ortodoncia para facilitar una buena limpieza.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.