Qué has de saber si vas a usar alineadores transparentes

Hoy en día existen distintas alternativas de tratamiento ortodóncico. Los alineadores transparentes son ideales para los que quieren corregir su sonrisa con discreción y con un dispositivo de quita y pon.
Aunque habitualmente el periodo de adaptación a los alineadores transparentes es algo más corto que el de los brackets, también requieren algo de paciencia los primeros días, porque, aunque son muy cómodos porque están hechos a medida para cada paciente (igual que los brackets linguales) la boca ha de acostumbrarse al hecho de llevar dentro un elemento “extraño”.

ortodoncia discreta

Los alienadores transparentes permiten mejorar la sonrisa con mucha discreción, porque casi no se ven

Para que el tratamiento con alineadores transparentes sea un éxito damos algunos consejos:

Retíratelos y póntelos con cuidado, siempre con los dedos (nunca con un bolígrafo n ningún otro objeto) y desde el interior de la boca, con suavidad hacia fuera.
Se ponen otra vez con los dedos y ajustándolo suavemente con la boca, no mordiendo los alineadores para ajustarlos.

-Es necesario llevar los alineadores las 22 horas al día imprescindibles para que se realicen correctamente los movimientos marcados por el ortodoncista y se fijen dichas posiciones. Si se llevan menos tiempo es posible que a medida que se vayan cambiando los alineadores conforme el progreso del tratamiento planificado, se produzcan desajustes y el resultado no sea el esperado.
Aunque estos aparatos son de “quita y pon” hay que llevarlos puestos todo el día excepto en el momento de comer y cepillarse los dientes y los alineadores.
Al principio es normal no tener interiorizada la rutina de colocarse los alineadores, por lo que puede ser una buena idea programarse alarmas en el móvil para acordarse de colocarse los alineadores tras la limpieza.

-Es normal notar unas ciertas molestias o incomodidad, sobre todo durante las primeras horas de uso de cada nuevo alineador. Las fundas hacen que se muevan los dientes poco a poco, y al principio se siente más presión. Una vez alcanzado el lugar deseado, el resto del tiempo (hasta los 10 o 14 días) se va fijando la posición y por eso casi ni se notan al final de cada periodo.

-Lleva siempre la caja para guardarlos si comes fuera de casa, vas al dentista… Cada vez que vayas a ingerir alimentos guárdalos en su caja para evitar que se pierdan o rompan, y al terminar cepíllate los dientes, lava los alineadores (es importantísimo no dejar azúcar o restos de alimentos entre los dientes y las fundas) y vuelve a colocártelos.
No los metas en un pañuelo, servilleta o en el bolsillo. Además de ser menos higiénico, es fácil que se pierdan, ensucien o deterioren.

-No hace falta que te los quites para beber agua, pero quítalos si vas a ingerir bebidas calientes, que estropean los aparatos.

-Los alineadores transparentes no son solo para adultos. Hay una versión específica para niños y adolescentes.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.