¿Qué es la sonrisa auténtica o duchenne?

En muchas ocasiones nos preguntan cuál es la sonrisa perfecta, y siempre respondemos que aquella que sea natural. Las sonrisas que más suelen gustar son las que muchos llaman “sonrisas Duchenne” en honor al médico francés Guillaume Duchenne. Mientras realizaba investigaciones acerca de la fisiología de las expresiones faciales en el siglo XIX, describió este tipo de sonrisa que involucra la contracción de los músculos cigomático mayor y menor cerca de la boca, los cuales elevan la comisura de los labios, y el músculo orbicular cerca de los ojos, cuya contracción eleva las mejillas y produce arrugas en el entorno de los ojos.

Sonrisa Duchenne James Franco

Las arrugas en el contorno de los ojos de James Franco, la elevación de sus mejillas y de la comisura de sus labios hacen que podamos calificar su sonrisa como auténtica o Duchenne

Lo que vino a decir es que, básicamente, existen dos tipos de sonrisa: una auténtica, donde se mueven las comisuras de los labios de manera simétrica hacia arriba, se enseñan todos los dientes y se involucra a los ojos (que también “sonríen”) y otra forzada o de compromiso que se parece más a una mueca, se enseñan los dientes de un solo lado y no participan los ojos.
La razón de que la sonrisa social sea tan distinta de una sonrisa voluntaria tiene origen en las diferencias neurológicas de su funcionamiento. La sonrisa de Duchenne indica una emoción espontánea y genuina ya que la mayor parte de las personas no pueden contraer a voluntad el músculo orbicular. La respuesta muscular que genera una sonrisa espontánea es producto de un impulso generado en los ganglios basales como respuesta a procesos del sistema límbico.
En cambio, la sonrisa voluntaria o social tiene origen en la corteza motora. Activar voluntariamente (desde la corteza motora) la cantidad de músculos que implica una sonrisa espontánea y no predominantemente el risorio tiene un grado de complejidad que impide que sea realizado exitosamente sin mucho entrenamiento.

Julia Roberts sonrisa natural

La de Julia Roberts es una de las sonrisas más famosas por su apariencia natural

Una sonrisa “Duchenne” resulta perfecta más allá de la estética, sale sin esfuerzo y resulta armoniosa, por ello es capaz de transmitir eficazmente un mensaje de naturalidad, simpatía y complicidad.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.