¿Qué es el SARPE y cuándo es necesario?

El S.A.R.P.E, (“Surgically assisted rapid palatal expansion” o lo que es lo mismo, la Expansión Palatal Rápida Qurúrgicamente Asistida) y es una técnica que combina la cirugía con la ortodoncia para conseguir ensanchar un paladar pequeño, y así solucionar  problemas como la mordida cruzada y el apiñamiento dental de la arcada superior.

¿Cuándo es necesario realizar un SARPE?

En el sistema del cráneo y de la cara, hay diferentes huesos y todos ellos están unidos entre sí por “suturas”. En el maxilar existen varias suturas que unen las distintas partes del maxilar, en este caso nos referimos la sutura palatina (la que divide el paladar en la parte izquierda y parte derecha). Es decir, el paladar está formado por dos huesos que se unen en la bóveda del maxilar. A la unión entre estos dos huesos le llamamos sutura palatina o sutura maxilar. La sutura palatina en pacientes adultos está cerrada (la parte derecha y la parte izquierda del paladar están fusionadas) pero en pacientes en crecimiento esa sutura está abierta. Es decir, todavía no están fusionadas las dos partes del paladar y por tanto es más fácil separarlas. Es por ello que la expansión del paladar, idealmente, debería llevarse a cabo a una edad temprana, antes de que la sutura palatina se haya fusionado completamente (lo que suele suceder durante la pubertad).  Cuando se trata de manera precoz no es necesaria una intervención quirúrgica, sino que puede resolverse mediante un tratamiento ortodóncico con disyuntor, llamado RPE (Rapid Palatal Expansion).

sarpe

Para pacientes cuya sutura palatina ya haya fusionado, el SARPE es la opción más eficaz

¿En qué consiste el SARPE?

A día de hoy, el SARPE es la única opción para los pacientes adultos cuya sutura palatina ya esté completamente fusionada. Actualmente se lleva a cabo con antestesia local y sedación. Antes de la intervención quirúrgica, el ortodoncista colocará al paciente un aparato de expansión rápida (RPE) o disyuntor. Una vez ese proceso haya culminado, el cirujano maxilofacial realizará una cirugía maxilofacial para facilitar la expansión.

Después de la intervención, y siguiendo las indicaciones del especialista, el paciente empezará a abrir el expansor progresivamente, hasta alcanzar la dimensión necesaria para volver a retomar el tratamiento ortodóncico. En ese momento se entra en el  período de estabilización de aproximadamente tres meses durante los que se detiene la expansión, pero se conserva el expansor para facilitar que los huesos se fusionen en su nueva posición.

Durante este proceso, se producirán espacios interdentales entre los incisivos centrales, o “palas centrales”, que luego se corregirán mediante ortodoncia. Hay algunos pacientes en los que puede ser necesaria una segunda cirugía ortognática.

El SARPE evita el tener que extraer piezas dentales para tratar el apiñamiento, también soluciona problemas como la mordida cruzada lateral (que puede generar molestias y desgaste dental), logrando  una armonización de los rasgos faciales del paciente al igualar la amplitud de la arcada superior con la arcada inferior.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.