¿Pueden las dietas milagro afectar a tu salud bucodental?

Con el comienzo del nuevo año y el fin de la época festiva son muchos que entre los propósitos para el año nuevo incluyen bajar de peso. Hacer ejercicio con moderación y eliminar los posibles kilos que hayamos cogido de más en los atracones navideños con ayuda de un médico no sólo va a permitirnos alcanzar de manera saludable ese peso ideal, sino también mantenerlo. El problema surge cuando en vez de eliminar esos kilos sobrantes de manera saludable se intentan tomar atajos recurriendo a las llamadas dietas “milagro”, que además de hacernos recuperar rápidamente el peso cuando dejemos de hacerlas tienen consecuencias sobre la salud, y en concreto en la salud de nuestra boca.
A pesar de las reiteradas advertencias de la comunidad médica en general, y de los endocrinos en particular, las personas que viven perpetuamente probando nuevos regímenes y sometiéndose a esas “dietas express” es muy numeroso.

Salud dental régimen

El déficit de nutrientes que originan los regímenes “milagro” (hiperproteicas, excluyentes, disociadas…) tienen importantes consecuencias sobre nuestra salud dental.

Si tienes entre tus propósitos de 2016 adelgazar presta atención a cómo ciertas dietas restrictivas pueden afectar a tu boca.
Niveles bajos de calcio por prescindir de la leche, yogures o queso cuando se hace dieta. Aunque esto es muy frecuente la falta de calcio aumenta el riesgo de caries y de enfermedad periodontal.
– Las dietas ‘milagro’ o las no diseñadas por especialistas en nutrición o endocrinología también se asocian con el desarrollo de la enfermedad periodontal. Una dieta inadecuada puede alterar las propiedades antibacterianas y fisicoquímicas de la saliva provocando que la enfermedad periodontal progrese más rápidamente.
Falta de antioxidantes. Las carencias de vitamina C, beta-caroteno y alfa-tocoferol -vitamina E- están relacionadas con la enfermedad periodontal, aunque no existen estudios que permitan afirmar que estos antioxidantes ayudan a prevenir esta patología. Aún así es importante que los incluyas en tu dieta habitual pensando en tu salud bucodental, así como el ácido fólico, ya que su carencia puede provocar el sangrado de las encías.
-La deficiencia de magnesio puede alterar el metabolismo óseo y, por tanto, la estabilidad de los implantes osteointegrados.

Si quieres evitar que tu dieta perjudique a tu salud dental sigue estas sencillas indicaciones:
– Realiza 5 comidas diarias, entendiendo por ello un buen desayuno, algo ligero a media mañana, comida, una merienda ligera y cena liviana.

-Incluye en el tentempié de la mañana y de la tarde lácteos (a poder ser, bajos en grasa) y una pieza de fruta para aportar la energía necesaria hasta llegar a la comida principal.

– Los cinco grandes grupos de alimentos deben estar presentes en tu dieta: cereales (pasta, arroz…), frutas, hortalizas, proteína (carne y pescado) y lácteos.
-Bebe un mínimo de dos litros de agua al día.
– Evita picar entre horas.
–Modera el consumo de azúcar. Cambia la fruta por los dulces en los postres.
Como ya os contamos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, la salud de nuestra boca afecta en la del resto del organismo, y a la inversa. Si tienes pensado adelgazar varios kilos te recomendamos que te pongas en manos médicas para hacerlo de manera saludable.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.