¿Puede hacerse una ortodoncia durante el embarazo?

Cada vez más mujeres adultas deciden mejorar su sonrisa por lo que con frecuencia nos preguntan en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela qué sucede si se quedan embarazadas durante el tratamiento. La precaución es normal, pero hay que saber que la ortodoncia no tiene ningún efecto negativo sobre el embarazo ni éste afecta a la ortodoncia, por lo que son perfectamente compatibles, tanto la convencional como la invisible.
Lo que sí conviene tener en cuenta es que el cambio hormonal que tiene lugar durante el embarazo provoca que un porcentaje elevado de mujeres (entre el 65% al 75% de los casos) desarrollen gingivitis pasajera, una inflamación de las encías que también se conoce como gingivitis del embarazo y que causa cierto dolor y sangrado. La gingivitis suele aparecer entre el tercer y el octavo mes de gestación y suele desaparecer después del parto. Este problema se debe a la placa bacteriana y a los cambios hormonales y vasculares, hasta el punto de que puede aparecer el “tumor o granuloma del embarazo“. Aumenta muy rápido de tamaño, de forma llamativa, pero desaparece después del parto espontáneamente y es benigno.
La inflamación puede minimizarse extremando la buena higiene bucodental y acudiendo con frecuencia a que el especialista revise el estado de las encías para asegurarse de que todo transcurre con normalidad.
Si ya sabes que estás embarazada cuando vas a iniciar el tratamiento has de comunicárselo al especialista en ortodoncia para que tome precauciones ante determinadas pruebas diagnósticas, como las radiografías. Aunque suelen preocupar a la futura madre, si se realizan de forma profesional y adoptando medidas de seguridad especiales, como realizarlas con un delantal y un collarín plomados, que cubran desde el cuello hasta la parte más baja del abdomen, no existe riesgo de radiación para el bebé o la mamá.
Lo mismo sucede si te quedas embarazada durante el tratamiento, ya que conviene que el equipo encargado de tu caso tome todas las precauciones necesarias.

gestación tratamiento ortodoncia

Tanto la ortodoncia convencional como la invisible son compatibles con el embarazo, pero has de comunicárselo al ortodoncista

Otra medida de prevención que debemos extremar en caso de embarazo es reducir los alimentos y bebidas azucaradas y si los consumimos, realizar a continuación un cepillado minucioso. Aunque ésta es una recomendación que el equipo de las clínicas de ortodoncia Pérez Varela hacemos siempre, hay que tenerlo especialmente en cuenta si se está gestando, debido al incremento de riesgo de gingivitis y el aumento de la placa.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.