Problemas que causa no masticar bien

A priori, masticar bien parece fácil y elemental, pero muchas personas tienen problemas para masticar correctamente. Algunos porque lo hacen demasiado deprisa, y otros por una mala oclusión que puede solucionarse mediante una ortodoncia.

La masticación inicia el proceso digestivo, y masticar bien es fundamental, porque es necesaria una adecuada fragmentación de los alimentos (partirlos en trozos más pequeños) para que pueda deglutirse adecuadamente y mezclar con los jugos salivares para realizar una adecuada digestión. Al llegar la comida al estómago de manera más fragmentada, éste tiene gran parte del trabajo realizado, así que reduce la fase gástrica de la digestión, facilitando el vaciado gástrico. Por el contrario, aquellos que comen rápido y mastican mal, suelen tener mayores molestias digestivas: gases, pesadez, distensión abdominal

ortodoncia mordida

Una mala masticación puede generar numerosos problemas digestivos

Si masticamos bien los alimentos damos tiempo a que la saliva segregue una enzima llamada ptialina, que responsable de descomponer los hidratos de carbono. Si masticamos mal, los alimentos continúan su recorrido por el resto del aparato digestivo, sin esta enzima que ayudará a descomponer adecuadamente dichas sustancias. Por esta razón, determinados órganos tendrán que trabajar más de lo que deberían para descomponer determinadas sustancias y poder eliminar lo que no necesita. Si masticamos mal y dificultamos la descomposición de los alimentos, el organismo no es capaz de separar bien las toxinas de los nutrientes beneficiosos, causando problemas de desnutrición e intoxicación del organismo.

Pero, además, una investigación publicada en la ‘Experimental Biology Conference‘, corroboró que masticar más de 40 veces suponía un claro beneficio, ya que crea mayor sensación de saciedad, se tiene menos apetito y se come menos. Además, también quedó demostrado un aumento en la absorción de nutrientes (probablemente por la mayor fragmentación de los alimentos) y eficacia en la acción de las enzimas digestivas.

Principales problemas por no masticar bien los alimentos

Problemas digestivos: No masticar correctamente los alimentos puede causar algún problema digestivo a corto o a medio plazo. Si no se mastican bien, no se descomponen bien ni se lubrican correctamente para eliminar los desechos después. Además, provoca sensación de pesadez, gases, atascos en el colón o estreñimiento, entre otras cosas.

Metabolismo lento: Cuando no masticamos correctamente los alimentos también estamos dificultando la función de los órganos encargados de metabolizarlos. Las digestiones pesadas ralentizan el metabolismo y disminuyen el gasto calórico.

Incremento de peso: el metabolismo lento provoca que el cuerpo no queme las calorías fácilmente y acumule desechos que le cuesta trabajo eliminar. Pero, además, no masticar bien los alimentos favorece que se coma más de lo debido, ya que no se tiene la sensación de saciedad que debería sentirse al ingerir los alimentos.

Así lo confirma un estudio de la Universidad de Birmingham, que ha puesto de manifiesto que el secreto para combatir los kilos de más está en masticar cada bocado de comida durante 30 segundos antes de tragarlo. Según esta investigación, esto repercute en el apetito el resto del día, evitando el deseo de picotear más tarde.

Desde este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago y Ourense os recomendamos que comáis despacio y masticando bien. Si tienes problemas de mordida consúltanos y te diremos si necesitas someterte a un tratamiento ortodóncico para mejorar la oclusión.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.