¿Cuál es el precio de un tratamiento de ortodoncia?

Muy pronto comenzarán las vacaciones de verano de los niños, un buen momento para pedir cita con un especialista en ortodoncia y quedarnos tranquilos o buscar soluciones a los problemas funcionales y estéticos que puedan afectar a la boca de los pequeños (o de los adultos).
Las principales asociaciones profesionales ortodóncicas, incluida AESOR, que preside el Doctor Pérez Varela, coinciden en recomendar que se realice una primera revisión de ortodoncia a los 6 años (no más tarde de los 7) para detectar a tiempo posibles problemas óseos y de posición de los dientes y los huesos, y así poder intervenir precozmente en caso de ser necesario.
Durante la etapa de crecimiento el ortodoncista puede corregir y guiar el desarrollo del maxilar y la mandíbula del niño, ya que los huesos y dientes pueden moldearse con mayor facilidad en edades tempranas. Un diagnóstico precoz puede mejorar la calidad de vida del menor e, incluso, evitarle una posible cirugía en la edad adulta o intervenciones más complejas.
A aquellos que nos preguntan cuánto cuesta un tratamiento de ortodoncia les recomendamos que pidan cita en cualquiera de nuestras clínicas para que podamos hacer una valoración de su caso concreto, ya que no hay un precio estándar ni hay una duración estándar. Cada tratamiento es único. Hay tratamientos que pueden hacerse en seis meses, pero hay otros que van a llevar un año, e incluso algunos tendrán que prolongarse hasta dos años y hasta tres para obtener los resultados deseados. Lo que marcará el tiempo necesario es el caso concreto. La duración media oscila entre 20 y 30 meses, aunque hay que tener en cuenta que en el caso concreto de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela atendemos muchos casos complejos procedentes de toda Galicia, no sólo sencillos.

El precio del tratamiento lo determinará la dificultad del caso (lo que influirá también en el tiempo que dure), pero también el tipo de aparato elegido (que se suele escoger en función de la patología que se tenga, y buscando la óptima relación costo beneficio) porque son más baratos los brackets tradicionales, que van por delante, que los brackets linguales necesarios para la ortodoncia invisible, que tienen que hacerse a medida para cada paciente (al igual que los alineadores transparentes) debido a que las caras vestibulares (las de delante) son iguales en todos los pacientes, pero la cara lingual (la interna) en cada paciente es diferente, ése es el motivo por el que hay que personalizarlos y por el que el coste es mayor que el de los aparatos convencionales.

precio aparatos ortodoncia invisible

El precio del tratamiento de ortodoncia depende mucho del tipo de aparato escogido: brackets metálicos delanteros, brackets linguales para una ortodoncia invisible, los discretos brackets cerámicos o las famosas férulas transparentes

En la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela empleamos un escáner intraoral, cuyo resultado lo enviamos a Alemania para que fabriquen a medida los brackets de cada caso concreto.
Los brackets metálicos delanteros también son más baratos que los cerámicos, que son más discretos pero de un precio más elevado que los convencionales. Esto implica que no pueda haber un precio estándar, ya que hay tratamientos que pueden hacerse por 1.000 euros, pero otros tendrán un coste mayor, en función de la dificultad del caso y de la aparatología elegida.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.