Nuestros pacientes mejoran su sonrisa con absoluta discreción gracias a la ortodoncia invisible

La finalización de cualquiera de nuestros tratamientos de ortodoncia siempre nos provoca mucha alegría. Paula confió en nosotros para mejorar su sonrisa con ortodoncia lingual (sistema Incógnito) y éste es el resultado.

ortodoncia incognito

Paula ha mejorado su sonrisa con ortodoncia invisible

Con los tratamientos de ortodoncia tradicionales el momento en el que se retiran los brackets es muy especial, pues no solo culmina un proceso largo, sino que además el paciente puede ver su sonrisa mejorada y libre de brackets por primera vez en muchos meses. Cuando se trata de ortodoncia invisible quitar los brackets es una alegría porque significa que se han alcanzado los resultados que nos hemos fijado al planificar el tratamiento. Sin embargo, el paciente de ortodoncia lingual ha ido viendo la evolución de su dentadura sin que esté “cubierta” por los brackets, ya que los situamos en la parte interior del diente.
Como ya os hemos explicado en otros post de este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, con los tratamientos de ortodoncia convencionales se consigue mejorar la estética de la sonrisa y la oclusión, mejorando por consiguiente la salud y la apariencia facial del paciente. Una de las ventajas de optar por la ortodoncia lingual es que se obtienen esos mismos beneficios con total discreción. Se mejora la posición de los dientes sin que los aparatos se vean porque los brackets se pegan en la cara interna de los dientes.
A aquellos pacientes que son reticentes a ponerse ortodoncia porque no quieren que los demás los vean con brackets, en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela les ofrecemos la alternativa de ortodoncia invisible que se consigue con brackets, arcos y cubetas de adhesión totalmente personalizados y hechos a medida para cada paciente. Es un tratamiento algo más costoso que la ortodoncia convencional porque es necesario fabricar el aparato a medida para cada boca, ya que los brackets se fijan en la cara interior del diente, que son irregulares (al contrario que la exterior, que es lisa). Así los brackets linguales se adaptan a la anatomía dental del paciente, lo que redunda en una mayor comodidad para quien los lleva.
Debido a esa individualización de los brackets la ortodoncia lingual o invisible tiene una mayor fuerza de adhesión y garantiza la máxima precisión, con lo que los resultados también son más predecibles.
Si tú también quieres mejorar tu sonrisa sin que los brackets se vean pide cita en cualquiera de nuestras Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela y consúltanos.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.