No, no es normal que las encías sangren

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y su Fundación (FCOEM) han puesto en marcha la VII Campaña de Salud Bucodental y Hábitos Saludables. El lema de esta iniciativa es “No te engañes, las encías no sangran”. Con motivo de la Semana de la Higiene Oral han querido destacar la importancia de cuidar las encías y recordar que es imprescindible ir al dentista si sangran las encías o vemos cambios en su aspecto. Algunos de los síntomas que pueden advertirnos del riesgo de padecer gingivitis, además del sangrado, es que la encía tenga un color rojo intenso y brillante, la inflamación y mayor sensibilidad, además del que pueden despedir mal olor.

Ortodoncia contra la gingivitis

Muchas personas creen erróneamente que es normal que las encías sangren de vez en cuando. También son muchos los que ignoran la vinculación entre la salud gingival con la prevención de numerosas patologías. Por ello, es fundamental prevenir infecciones, mal aliento y la aparición de enfermedades como la gingivitis con una correcta higiene oral y acudiendo con regularidad al dentista. También recomiendan cuidar la dieta y evitar:

-el consumo de alcohol

-el tabaco

-los alimentos azucarados

-los piercings en la boca, lengua y labios.

 

Además, tal y como os insistimos siempre en este blog de las Clínicas Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, la ortodoncia es un gran aliado contra la gingivitis. Unos dientes mal colocados dificultan la higiene, por lo que las bacterias se desarrollan mejor, se acumula la placa y restos de alimentos que acaban inflamando las encías.

 

Besos y gingivitis

Por otra parte, el COEM también lanzó el lema «Encías sanas, besos saludables» el para llamar la atención sobre el riesgo de transmisión de bacterias al besar. Es verdad que besar ayuda a quemar calorías, fortalece el sistema inmunológico, estimula la liberación de endorfinas y de adrenalina favoreciendo la activación física y mental… pero también es cierto que con un beso de solo 10 segundos pueden transmitirse más de 80 millones de bacterias.

beso contagio

Con un beso pueden transmitirse enfermedades periodontales

Hay que señalar que en la boca no solo existe una amplia variedad de bacterias, sino también virus, parásitos y hongos. Por ello con un simple beso pueden contagiarse enfermedades como mononucleosis (conocida también como la enfermedad de beso), influenza, herpes, citomegalovirus o gripe. También puede transmitirse gingivitis. El que alguien con problemas de las encías bese a otro no significa que automáticamente esa persona vaya a desarrollar periodontitis. Esa bacteria transmitida necesita colonizar de forma permanente en la boca, además de darse otros factores como los microbiológicos, genéticos o ambientales.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.