No descuides tu boca aún cuando estés resfriado o con gripe

Cuando estamos enfermos es importante cuidar de nuestro organismo para contribuir a que se reponga cuanto antes, y la boca es una parte fundamental para la salud general.

resfriado salud dental

Al combatir los síntomas de gripes y resfriados es importante no descuidar la salud de la boca

Por eso la Asociación Dental Americana (ADA) ha hecho una serie de recomendaciones para cuidar la boca aún cuando estemos enfermos:

-Mantente hidratado para evitar la boca seca y aumentar el riesgo de caries. En general los medicamentos contra síntomas del resfriado o la gripe, como la tos o la congestión pueden resecar la boca. Por ello es importante beber agua, evitar los productos azucarados, tomar caramelos o chicles sin azúcar que alivien el dolor de garganta y también estimulen la salivación.
Pide jarabes sin azúcar en la farmacia si necesitas uno para aliviar la molesta tos. Es importante fijarse bien, ya que en la etiqueta frecuentemente suele aparecer como fructosa o como jarabe de maíz, pero los hay sin ella.

Evita contagios extremando la higiene, tapándose la boca al toser o estornudar y después lavándote las manos. Existe el mito de que tras una gripe es aconsejable cambiar el cepillo de dientes, pero no existen evidencias clínicas suficientes de que el crecimiento bacteriano en los cepillos dentales pueda perjudicar o que pueda afectar la salud sistémica, según la Asociación Dental Americana. Aunque los virus, bacterias y hongos pueden permanecer en el cepillo, es muy improbable volver a infectarse por usarlo. Se aconseja dejar el cepillo destapado para que pueda secarse bien para reducir las bacterias y virus, así como usar una crema dental que tenga un agente antibacteriano.
Lo que sí es importante (cuando se está enfermo y cuando no) es no compartir nunca el cepillo dental con otra persona, ya que puede tener gérmenes contra los que tu sistema inmune no es capaz de defenderse.

Enjuagarse con agua, con un enjuague bucal diluido o con bicarbonato de sodio si vomitamos, ya que perjudica el esmalte debido a que los ácidos del estómago llegan a los dientes. Si los cepillamos inmediatamente después para evitar el mal sabor de boca esparciremos esos ácidos por toda la superficie. Es mejor enjuagarse con agua, con un enjuague dental diluido o con bicarbonato de sodio para eliminar el ácido antes de cepillarse los dientes.

-En muchos casos, mientras se está enfermo, los médicos recomiendan bebidas deportivas o isotónicas para reponer electrolitos, pero no debemos abusar (ni hacerlo cuando no se está enfermo) debido a su alto contenido en azúcar. Mejor es tomar las opciones con menos azúcar, y si tomamos bebidas calientes es mejor sin azúcar y sin limón.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.