¿Masticas bien?

Una parte importante de la población mastica sólo por un lado de la boca y, en la mayoría de los casos, el motivo es una mala colocación de los dientes. No hay que olvidar que la boca es una unidad morfo-funcional y, masticar empleando sólo un lado de la boca, lleva a una descompensación de la articulación temporomandibular y de las piezas dentales.

ortodoncia santiago

Masticar correctamente tiene beneficios para la salud

Del mismo modo que es difícil andar apoyando sólo dos dedos de los pies, la boca no funciona correctamente si solo contactan bien dos dientes cuando masticamos. Por continuar con el símil, si no andamos a la pata coja, no debemos masticar sólo por un lado. Así, el buen estado, la colocación y la utilidad de los dientes está directamente relacionado con lo bien o mal que trabaja la boca, y a la inversa. De ahí que hagamos tanta incidencia siempre en la importancia de resolver con ortodoncia los distintos tipos de maloclusión para lograr una buena mordida.

Aprender a masticar correctamente desde niños ayudará a evitar problemas como dolores de cabeza, estómago o de cervicales, que pueden llegar a ser crónicos.

Por otra parte, los malos hábitos, como una posición adelantada de la lengua, mantienen una deglución atípica, que produce mayor avance mandibular y mayor mordida abierta. “Si la función es errónea, la forma también”

Si no se corrigen en la infancia malos hábitos como la succión del pulgar, respiración oral, o la interposición lingual, se originan alteraciones del desarrollo que deben ser corregidos, en algunos casos con ortopedia dentofacial,  en otros con ortodoncia, prótesis o incluso con cirugía ortognática.

Una boca que no es capaz de masticar bien, va a crear problemas en otras partes del organismo. Por ejemplo, masticar bien es imprescindible para una buena digestión porque permite realizar una adecuada fragmentación de los alimentos para deglutirlos adecuadamente, y mezclarlos con los jugos salivares para dar comienzo a la digestión sin que el estómago tenga que realizar trabajo extra.

Comer despacio y masticar lentamente tiene numerosos beneficios, entre otras cosas, sobre la salud bucodental, ya que al salivar mejor prevenimos la acumulación de placa y evitamos caries. Pero, además, masticar es un buen ejercicio, ya que los huesos que sostienen los dientes realizan un entrenamiento.

Evitar hablar mientras se come para masticar bien; llevar a cabo una correcta higiene oral para no perder piezas dentales, tener caries o heridas en la mucosa que dificulten la masticación, o hagan que se evite rozar con la comida determinadas partes de la boca; comer despacio o tomar la comida a la temperatura correcta (para no tragar demasiado deprisa porque quema o está demasiado frío) son algunos de los consejos para masticar mejor.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.