Mantener la boca sana tras un diagnóstico de cáncer

El avance en los tratamientos ha permitido aumentar la esperanza de vida de los pacientes con cáncer, aunque en muchos casos suelen tener numerosos efectos secundarios adversos. La boca es especialmente vulnerable a los efectos tóxicos de la quimioterapia y de la radioterapia, especialmente aquellos con cáncer de cabeza y cuello, por lo que cuando se produce un diagnóstico de cáncer es importante tenerlo en cuenta. Cuidar la salud bucodental no sólo contribuye a mejorar la calidad de vida y el bienestar de quien se está sometiendo a tratamiento, sino que se ayuda a evitar complicaciones asociadas con la enfermedad e incluso a mejorar los resultados del tratamiento quimioterápico o radioterápico. Aunque la mayoría de estos efectos secundarios son inevitables, extremando la higiene bucal se consiguen eludir las infecciones bucales y los factores perjudiciales para la mucosa bucal, lo que implica disminuir la frecuencia y la gravedad de las lesiones orales asociadas a la radioterapia o a la quimioterapia.
Entre otras consecuencias, la quimioterapia y la radioterapia impiden la renovación de las células de la boca, volviendo más delgada la mucosa y más susceptible de la aparición de úlceras. En los casos más graves las complicaciones bucales pueden incluso obligar a interrumpir el tratamiento oncológico y a comprometer la vida del paciente.
Hay cuatro tipos de trastornos bucales provocados por la quimioterapia:
-mucositis oral ulcerativa1
– aumento del riesgo de infecciones
– alteración o pérdida del gusto
– sequedad bucal
La radioterapia puede dañar (incluso permanentemente) el tejido de la boca, las glándulas salivares y el hueso. Los pacientes sometidos a este tratamiento pueden desarrollar trastornos bucales graves a largo plazo como:
– mucositis
– caries múltiples y periodontitis
– Reducción de la secreción salival
– xerostomía o síndrome de boca seca
Es por ello que, si es posible, antes de recibir la quimioterapia o radioterapia es muy importante ir al dentista a revisión por lo menos un mes antes del inicio del tratamiento para que el especialista ayude a minimizar la aparición de complicaciones bucales y sistémicas, tratar las infecciones bucodentales presentes, así como coordinarse con el oncólogo para trabajar en conjunto. El dentista y el ortodoncista podrán aconsejar la eliminación de prótesis removibles en mal estado, e incluso los brackets de la ortodoncia, dependiendo de la fase en la que se encuentren ambos tratamientos.

Durante la quimioterapia o la radioterapia suele ser aconsejable posponer los tratamientos dentales hasta que se termine el tratamiento oncológico.

Cuando ya se ha finalizado el tratamiento es recomendable tratar los efectos secundarios orales del cáncer a largo plazo pero no es aconsejable someterse a intervenciones odontológicas agresivas hasta 6 meses después de terminar la quimio, y un año después de la radio. Se suele evitar el uso de prótesis completas o removibles hasta después de un año de finalizar el tratamiento oncológico y esperar dos años para colocar implantes si ha recibido radioterapia.

salud oral cancer

Es aconsejable que las personas que se están sometiendo a un tratamiento de cáncer se revisen la boca con una pequeña linterna para detectar posibles problemas

Aunque en todos los casos se recomienda extremar la higiene oral para minimizar el riesgo de problemas periodontales y de caries, también hay que afrontar uno de los efectos adversos más frecuentes de los tratamientos oncológicos en la boca, que es la sequedad bucal siguiendo estos consejos:
– Cepillarse suavemente los dientes 2 veces por día y usando con cuidado la seda dental o los cepillos interdentales. Ablandar la cerda del cepillo extrasuave (o incluso de niños si el de adultos resulta grande o incómodo) en agua tibia.
– Beber 1 y 1/2 litros de agua al día y tomar sorbos de agua
-Usar saliva artificial
– Enjuagarse con una solución de sal y bicarbonato de sodio de 4 a 6 veces al día para limpiar los tejidos bucales.
– Evita los alimentos y líquidos con alto contenido de azúcar.
– Los chicles sin azúcar pueden producir alivio.
Fuentes: Cancer.net, Cancer.org

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.