Los brackets que no se ven: no tienes que llevar hierros si no deseas que se noten

Si necesitas ortodoncia pero no te apetece que te vean con brackets metálicos en los dientes, tienes a tu disposición distintas opciones de ortodoncia invisible y ortodoncia estética en nuestras Clínicas Pérez Varela.
Aunque, sobre todo hasta hace unos años, lo más habitual era ver adolescentes llevando aparatos metálicos, cada vez más adultos se someten a tratamiento. Aunque ahora son algo más ligeros y menos visibles, siguen siendo muy evidentes. Los clásicos “hierros” son de metal , se colocan en la dentadura y al apretarlos, permiten regular la tensión que se ejerce sobre las piezas para provocar el movimiento dentario hasta hacer que todas adquieran su posición correcta.
Hay mucha gente a quien no le importa, e incluso le gusta. De hecho, una de las opciones que algunos solicitan es ponerse las gomas de colores. Una alternativa muy simpática, pero no discreta precisamente.

adolescentes ortodoncia

Hay muchos adolescentes a los que no les importa presumir de brackets, pero también hay quien prefiere la discreción de una ortodoncia invisible

Las personas adultas pueden necesitar una corrección de su estructura bucal, ya sea para eliminar el apiñamiento dental o bien para corregir defectos menos acentuados pero que si no se abordan a tiempo, pueden acabar derivando en superposiciones o incluso maloclusiones.
En la actualidad existen alternativas más estéticas y cómodas que los “hierros”. Los brackets metálicos tienen la ventaja de que son comparativamente más baratos respecto a los otros tipos de ortodoncia, pero salvo por esto, resultan menos discretos. Suelen utilizarse en niños y adolescentes porque son más sufridos y el componente estético no tiene tanto peso. Una variante más moderna son los backets estéticos, que se adaptan al color de los dientes de la persona, pasando más desapercibidos.
En los últimos tiempos se han puesto muy de moda los alineadores transparentes, que son como unas fundas de plástico transparente que se hacen completamente a medida van ejerciendo presión progresiva sobre los dientes. Estas férulas resultan muy discretas pero hay que retirarlas para comer. También hay que evitar fumar o tomar alimentos o bebidas que tiñan estos alineadores. Según vaya estimando el ortodoncista, las fundas se van sustituyendo por unas nuevas, que van presionando hacia la posición correcta hasta que se logra una dentadura perfectamente colocada.
En las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense recomendamos a quienes quieren una ortodoncia realmente invisible que opten por los brackets linguales (se colocan en la cara interna de los dientes).
Si crees que necesitas una ortodoncia o quieres mejorar el aspecto de tu sonrisa consúltanos y estudiaremos tu caso concreto.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.