Los alineadores deben ser prescritos y supervisados por un ortodoncista

Los alineadores transparentes son un tratamiento ortodóncico, y como tal deben ser recomendados, planificados y supervisados por un profesional cualificado para ello. Ante la proliferación de compañías que <<publicitan y comercializan alineadores dentales de manera online, utilizando métodos que la SEDO considera poco ortodoxos y que repercuten en la salud bucodental de los ciudadanos>> la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial, que preside el Doctor Pérez Varela, ha publicado en colaboración con AESOR un protocolo para el uso adecuado de la ortodoncia plástica o férulas transparentes.

Como ya os hemos explicado en anteriores post de este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, la ortodoncia no puede considerarse una moda, sino que es una disciplina sanitaria.

Estos alineadores trasparentes, sin la debida supervisión de un ortodoncista, entraña un gran riesgo para el paciente, ya que puede acarrear riesgos por un tratamiento inadecuado, tanto a nivel oclusal como funcional.

ortodoncia alineadores

Los alineadores transparentes son cómodos y discretos, pero debe prescribirlos y supervisarlos un ortodoncista

En el protocolo de la Sociedad Española de Ortodoncia se recuerda que el paciente deberá someterse a un examen ortodóncico previo al tratamiento, que, tal y como hacemos en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela, incluye una anamnesis; una exploración bucal intraoral, funcional y extraoral; fotografías intraorales y extraorales; radiografías (Ortopantomografía de forma inexcusable, y una telerradiografía lateral de cráneo) e impresiones de las arcadas con silicona o con escáner intraoral. Además, se han de valorar otras exploraciones complementarias acordes a los hallazgos previos (montaje en articulador, radiografías periapicales, telerradiografía frontal de cráneo, escáneres CBCT, RMN o radiografías de ATM, determinaciones analíticas, etc) que el especialista considere necesarias.

En función de eso registros, es el ortodoncista el que realizará un diagnóstico preciso de la maloclusión del paciente y trazará un plan de tratamiento para solucionarla. También es el ortodoncista el que pautará el cambio de las férulas, le proporcione las indicaciones oportunas al paciente, y revise y compruebe de forma progresiva que lo programado se está llevando a cabo.

Al finalizar la fase activa, como en cualquier tipo de tratamiento ortodóncico, el paciente ha de llevar retenedores fijos y/o removibles para mantener los resultados del tratamiento, y también será imprescindible que acuda a nuevas citas de revisión de la retención.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.