Todo lo que necesitas saber sobre ortodoncia lingual o invisible

¿Quieres someterte a ortodoncia, pero no quieres que nadie te vea sonreír con brackets? Puedes hacerlo gracias a los brackets linguales o invisibles, que son imperceptibles para los demás (incluso en las distancias muy cortas), porque van cementados (fijados) a los dientes por su parte interna. Estos brackets se fabrican de forma individualizada, a medida para cada pieza dental. Para el paciente son muy cómodos, porque los brackets son muy finos y están hechos de oro, un material muy maleable.
La cara exterior de los dientes es lisa, por lo que los brackets se pueden colocar directamente sobre su superficie, pero la parte interior de los dientes es irregular, por lo que hay que hacer un bracket a medida para cada diente. Así, tanto la base como el cuerpo de cada bracket se adapta a la anatomía dental del paciente, lo que maximiza el área de adhesión y lo dota de una mayor fuerza de adhesión, por lo que así son más cómodos para el paciente. También hace que sean más precisos, lo que permite que los resultados sean más predecibles y eficaces.

Los brackets linguales no alteran la apariencia del paciente a lo largo del tratamiento. La sonrisa va mejorando conforme se cumple la planificación, pero los demás no ven el aparato.
Por estos motivos, los brackets linguales u ortodoncia invisible son ideales para adultos que no quieren usar aparatos que se ven por exigencias profesionales, porque tienen un alto nivel de exposición pública o, simplemente, para aquellos que quieren realizarse un tratamiento de manera discreta.

La ortodoncia lingual puede corregir cualquier problema de apiñamiento u oclusión que pueda tratarse con brackets: mordida abierta, mordida cruzada, sobremordida, el apiñamiento, etc… será el ortodoncista el que determine, después del diagnóstico, si el caso puede resolverse con ortodoncia invisible o no.

ortodoncia lingual santiago

La ortodoncia lingual permite mejorar la sonrisa sin que los demás noten que se está realizando un tratamiento de ortodoncia

También tienen ventajas para quienes realizan deportes intensos o de contacto, ya que, como los brackets van cementados por dentro de los dientes, no hay riesgo de que se produzcan lesiones en el labio si hay caídas o golpes.

Precio y duración de la ortodoncia invisible

En algunas ocasiones, los pacientes que están valorando hacerse ortodoncia nos preguntan por el precio de los distintos tratamientos. Sin embargo, no podemos precisar el coste hasta que hacemos el estudio y la planificación del tratamiento. El motivo es que, tanto el precio como la duración del tratamiento dependen, sobre todo, de la complejidad del caso, ya que eso es lo que determina lo que durará todo el proceso. El plazo que establecemos siempre es aproximado, ya que la ortodoncia se basa en movimientos dentarios, que están sujetos al proceso biológico. Es decir, que los dientes se mueven a una velocidad determinada (y que varía de una persona a otra) y es necesario respetar esos plazos para que el diente se asiente bien y los resultados sean estables y duraderos.

Hay numerosos estudios científicos que corrobora que la duración del tratamiento está vinculada a la complicación del caso, no del tipo de ortodoncia escogido.

Al escoger entre las distintas alternativas de tratamiento que os propondremos en la Clínica Pérez Varela después de haceros el diagnóstico, debéis de valorar los pros y contras que tiene cada una. En ese sentido, la ortodoncia lingual tiene numerosas ventajas (comodidad, discreción, fiabilidad, eficacia…) pero es la más complicada de limpiar. El hecho de que los brackets vayan por dentro dificulta la higiene. Por ello os recomendamos que, además de aumentar el tiempo de cepillado, lo complementéis con un irrigador bucodental (un pequeño electrodoméstico que usa el agua a presión para eliminar los restos de alimentos y placa), el uso de cepillos interdentales y un colutorio específico.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.