Las vacaciones de navidad, un buen momento para las revisiones infantiles

Estas fiestas todos alteramos nuestras rutinas, incluso los que seguimos trabajando. Son quince días repletos de emociones, de encuentros, de sonrisas, de comidas, de reunirse la familia… pero en los que también podemos aprovechar para hacer cosas que el resto del año la rutina no nos permiten realizar.

El periódico de Santiago de Compostela, El Correo Gallego, ha publicado las recomendaciones de la Sociedad Española de Ortodoncia, que Preside el Doctor Pérez Varela, para disfrutar de las fiestas de Navidad al mismo tiempo que cuidas tu sonrisa.

revision infantil ortodoncia

El periódico El Correo Gallego recomienda aprovechar las vacaciones navideñas para llevar a los niños de 6 años a revisión ortodóncica

Pero además, en este reportaje se hace hincapié en la importancia de llevar a los niños de 6 años a revisión ortodóncica, y las vacaciones escolares navideñas son un momento ideal para hacerlo.

Cuando los padres detectan problemas y sospechan que puede existir una malformación ya suelen traérnoslos ellos a revisión, pero aún mucha gente desconoce que deben hacerlo todos a esa edad en la que salen los primeros molares definitivos. Un ortodoncista debe asegurarse de que la erupción de la dentadura definitiva se está realizando correctamente. En caso de no ser así se podrán corregir a tiempo determinados problemas que en la edad adulta pueden volverse mucho más complejos e incluso obligarlos a pasar por quirófano en la edad adulta para una operación de cirugía ortognática. Estamos refiriéndonos sobre todo a problemas de maloclusión, ya que la ortodoncia hace mucho más que alinear dientes y mejorar la estética de la sonrisa. Además, trata aquellas irregularidades en el crecimiento de los huesos del maxilar y la mandíbula para hacer que los dientes encajen bien entre ellos. Que los dientes no encajen bien puede generar problemas de mordida, que, a su vez, pueden provocar problemas de equilibrio, dolores de cabeza, espalda, cuello u oídos. Si la mandíbula y el maxilar no están en armonía pueden causar afecciones funcionales relacionadas con la respiración, la masticación o las articulaciones.

Si estos problemas se diagnostican a tiempo y se tratan precozmente pueden corregirse mediante ortopedia dentofacial de una manera mucho más sencilla que si se espera más tiempo. Éste es el motivo por el que hay que llevar a los pequeños a los 6 años a una revisión ortodóncica, a pesar de que muchos padres piensan que el momento para hacerlo es cuando hayan cambiado todos los dientes de leche por los definitivos (sobre los 12 o 13 años), lo que sería demasiado tarde en caso de que sea necesario hacer un tratamiento ortopédico o interceptivo.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.