Las vacaciones infantiles son buen momento para la revisión de ortodoncia

Ya es verano y los niños están de vacaciones escolares. Aunque muchos se van de campamento, o tienen actividades estivales, disfrutan de más tiempo libre que durante el curso. Por eso en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela os animamos a que aprovechéis estos días para pedir cita para realizar la revisión de los 6 años.

A pesar del esfuerzo divulgador de las asociaciones ortodóncicas, como la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) que preside el Doctor Pérez Varela, aún hay muchos padres que no saben que todos los niños, sin excepción, deberían ser revisados por un ortodoncista a los 6 años.

Hay un motivo para que sea tan importante hacerlo a esa edad (idealmente antes de que cumplan los 7 años), ya que es el momento trascendental en el desarrollo de la oclusión (la forma en la que encajan los dientes superiores e inferiores) porque se inicia lo que se llama “dentición mixta”. Los primeros molares definitivos servirán de “guía” para que se coloquen adecuadamente los que quedan por salir, de ahí su relevancia para el desarrollo oral del niño.

revision ortodoncia

Hasta los 9 años puede hacerse la revisión ortodóncica del niño, pero será más eficaz a los 6.

Los molares y caninos de leche “ocupan” el lugar en la boca en el que después deberán estar los caninos y premolares definitivos. Estas piezas dentales temporales son más grandes que las permanentes que faltan por erupcionar, y esa diferencia de espacio será importante para un adecuado desarrollo oral.

Por ello es conveniente que en ese momento un ortodoncista revise al niño y compruebe si ese proceso se está haciendo de manera adecuada. Si el especialista detecta alguna irregularidad en el crecimiento de los huesos maxilares o mandibulares podrá corregirlo de una manera mucho más sencilla mediante ortopedia dentofacial que si se espera a la adolescencia o, por supuesto, a la edad adulta, donde los problemas serán mucho más complejos.

Si el problema de desarrollo orofacial provoca una malformación evidente (dientes adelantados, mandíbulas prominentes o, por el contrario, poco desarrolladas…) los propios padres serán conscientes del problema y lo habitual es que ya acudan a la clínica a que diagnostiquemos al niño. Pero hay muchos casos en los que ese problema sólo podrá diagnosticarlo un especialista. Por ello conviene que todos los niños al cumplir los 6 años acudan a esta revisión ortodóncica en la que, por ejemplo, pueden diagnosticarse problemas como el Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño Infantil, que, a pesar de su gravedad, está infradiagnosticada.

Si tienes un niño de más de 6 años y no ha sido estudiado por un ortodoncista no te preocupes.  Esta revisión puede hacerse incluso hasta los 9 años, pero de ser preciso ortopedia dentofacial, será más fácil y rápido a los 6 años.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.