Las personas con hepatitis deben extremar el cuidado de su salud oral

Los pacientes que padecen hepatitis vírica deben someterse a revisiones dentales periódicas y controlar su salud oral debido a la predisposición a padecer problemas bucodentales y a la influencia de estos en su estado general de salud. Así lo ha recordado el Colegio de Dentistas de Las Palmas con motivo de la celebración ‘Día Mundial Contra la Hepatitis’. Además el COELP ha insistido en la necesidad de tomar medidas preventivas para evitar el contagio de una epidemia que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a 400 millones de personas y causa la muerte a cerca de 1,4 millones cada año.

hepatitis salud oral

En algunos casos, la ictericia (pigmentación amarilla de piel y mucosas) puede indicar que se padece hepatitis

Los pacientes afectados por hepatitis suelen sufrir disminución de la secreción de las mucosas y el síndrome de boca seca asociado a un menor flujo salival, lo que favorece la aparición de problemas bucodentales como gingivitis y hemorragias gingivales, petequias, xerostomía, bruxismo y erupciones peribucales.
La correcta actuación del dentista en el tratamiento dental de pacientes con hepatitis es muy importante para evitar complicaciones, ya que también pueden tener más riesgo de hemorragias en los tratamientos de cirugía oral, por lo que es fundamental que los portadores del virus de la hepatitis informen a su dentista para que pueda actuar en consecuencia.

La hepatitis es la inflamación del hígado que puede estar producida por agentes infecciosos de diversa índole: víricos, bacterianos o parasitarios, pero también por agentes no infecciosos, como sustancias tóxicas tipo paracetamol, alcohol, halotano, ketoconazol (antifúngico), metil-dopa y metotrexato.

El COELP ha recordado que la hepatitis viral es una de las enfermedades más graves del mundo y los pacientes constituyen un foco de nuevas infecciones, ya que el virus se encuentra en los tejidos, órganos y fluidos corporales y se contagia, en el caso de la hepatitis B, a través de la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la saliva.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 95 por ciento de las personas con hepatitis B no están diagnosticadas, por lo que es conveniente realizar prácticas básicas de prevención como no compartir utensilios de aseo e higiene personal (máquinas de afeitar, alicates para uñas o cepillo de dientes) y protegerse al mantener relaciones sexuales.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.