Las dietas milagro pueden perjudicar la salud de tu boca

Al terminar la navidad son muchas las personas que pretenden bajar de golpe y con rapidez los kilos de más que suelen cogerse durante las fiestas. El comienzo del año también es el punto de partida de buenos propósitos que, en muchas ocasiones, incluyen reducir peso.

Tener un peso adecuado es beneficioso para la salud, sobre todo si se consigue de manera adecuada, haciendo ejercicio frecuente y con correcciones alimentarias supervisadas por un profesional sanitario.

Sin embargo, y a pesar de las advertencias de la comunidad médica, son muchas las personas que aún siguen cada año dietas que les prometen bajadas rápidas de peso. Son las conocidas como “dietas restrictivas” o “express”, que además de generar el conocido como “efecto rebote” o “yo-yo“(recuperar los kilos perdidos y alguno más en cuanto se deja de hacer el régimen), dañan la salud general, pero también la de la boca.

dietas salud dental

Son muchas las personas que en enero quieren deshacerse con rapidez de los kilos que se suelen sumar en Navidad

Si has pensado en adelgazar, te interesa saber cómo esas dietas “milagro”  pueden afectar a tu boca.

Niveles bajos de calcio por prescindir de la leche, yogures o queso cuando se hace dieta. Aunque esto es muy frecuente la falta de calcio aumenta el riesgo de caries y de enfermedad periodontal.

– Las dietas ‘milagro’ o las no diseñadas por especialistas en nutrición o endocrinología también se asocian con el desarrollo de la enfermedad periodontal que incluso pueden llevar a la pérdida de dientes. Una dieta inadecuada puede alterar las propiedades antibacterianas y fisicoquímicas de la saliva provocando que la enfermedad periodontal progrese más rápidamente. En concreto, son muy negativas las hiperproteicas (basadas en la ingesta de proteína pilar de la alimentación), pues provocan enfermedades en la encías, aumento de las caries y de las infecciones en la boca.

Falta de antioxidantes. Las carencias de vitamina C, beta-caroteno y alfa-tocoferol -vitamina E- están relacionadas con la enfermedad periodontal, aunque no existen estudios que permitan afirmar que estos antioxidantes ayudan a prevenir esta patología. Aún así es importante que los incluyas en tu dieta habitual pensando en tu salud bucodental, así como el ácido fólico, ya que su carencia puede provocar el sangrado de las encías.

-Afectan al estado inmunológico.

-La deficiencia de magnesio puede alterar el metabolismo óseo y, por tanto, la estabilidad de los implantes osteointegrados.

-Reducen la cantidad de saliva, sus propiedades antibacterianas y físico químicas.

Como siempre os insistimos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, la salud de la boca afecta a la del resto del organismo.

Si tienes pensado reducir peso te recomendamos que te pongas en manos de un médico para hacerlo de manera saludable.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.