Las dietas express pueden dañar tu boca

Las vacaciones están a las puertas y ya somos muchos los que hemos aprovechado los días de sol para ir a la playa o a la piscina. La proximidad del verano impulsa la fiebre por adelgazar, y cada vez son más los que recurren a las “dietas milagro” o “express” para lucir el cuerpo deseado en bañador.
Pero la famosa “operación biquini” en la mayoría de los casos se realiza sin control médico, siguiendo los regímenes que se ponen de moda, que promocionan las revistas y programas de televisión o que simplemente, alguien recomendó. Y en la mayoría de los casos se repite el mismo patrón cada año. En muchas ocasiones, o no se pierde el peso deseado, o se ocasiona el conocido “efecto rebote” (volver a engordar los mismos kilos casi de forma inmediata o incluso más), pero además, suelen darse consecuencias negativas para la salud que no desaparecen con la misma rapidez.

salud dental dieta

Si quieres perder peso, asegúrate de que tu dieta no perjudica a tu salud bucodental

Los últimos años se han puesto muy de moda las dietas “hiperproteicas”, en las que la proteína se convierte en el eje de la alimentación, pero que causa un déficit nutricional con importantes perjuicios para la salud de la boca. Entre otras cosas, incrementa sustancialmente el riesgo de las temibles enfermedades en las encías que puede llevar a la pérdida de dientes, de caries y de infecciones orales.
También causa déficit de Vitamina A, que reduce la salivación (y sus propiedades antibacterianas), y un aumento de las infecciones, así como carencia de Vitamina B2, que perjudica las mucosas causando estomatitis (aparición de heridas en la parte interior de los labios y mejillas) y quielitis (irritación y agrietamiento de la comisura de los labios. La falta de Vitamina B12 puede atrofiar las papilas linguales alterando el sentido del gusto, y gingivitis.
Así mismo, provoca falta de Vitamina C lo que afecta a la capacidad de recuperación de lesiones y aumenta la probabilidad de infecciones, así como el riesgo de aparición de caries.
Entonces ¿Qué podemos hacer si queremos reducir peso sin perjudicar la salud dental?
-Es fundamental que la dieta incluya los cinco grandes grupos de alimentos: hortalizas, cereales, frutas, lácteos y proteína (carne y pescado) de manera equilibrada.
Evita los picoteos y lávate los dientes después de cada comida (con 2 minutos de cepillado eficiente). Sé especialmente concienzudo antes de ir a dormir.
-Bebe un mínimo de dos litros de agua al día.
– Realiza 5 comidas: además de desayuno, comida y cena toma un tentempié por la mañana y otro por la tarde que incluya lácteos y una pieza de fruta.
Tanto para la salud general del organismo como para la de la boca es necesario seguir una dieta equilibrada y hacer algo de ejercicio. Si necesitas bajar peso te recomendamos que acudas a un médico para que te indique pautas para hacerlo de forma saludable.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.