La supervisión del ortodoncista, imprescindible en el uso de alineadores

La ortodoncia en adultos es una tendencia en auge. Dentro de ésta, los alineadores transparentes son uno de los sistemas de ortodoncia más demandados, ya que permiten corregir la sonrisa con discreción y mediante un elemento de quita y pon, lo que hace que no tengas que cambiar los hábitos alimentarios como sucede en otros sistemas ortodóncicos permanentes.

Para los que sean ajenos a lo que son, hablamos de unas fundas removibles de plástico transparente fabricadas a medida para cada paciente gracias a la tecnología 3D y siguiendo las indicaciones de un ortodoncista en función de la planificación del tratamiento de cada paciente.

Aunque hay muchos que lo consideran una moda, no hay que olvidar que la ortodoncia es ante todo una disciplina sanitaria y es imprescindible que se acuda al ortodoncista para que realice un correcto diagnóstico, la elección del tratamiento de ortodoncia que mejor se adapte a las necesidades del paciente, y realice una supervisión adecuada durante todo el proceso. Por ello nunca se deben comprar alineadores transparentes por internet ni por ningún otro medio que no sea un profesional de la ortodoncia. La comercialización de alineadores transparentes para que cada paciente lo haga por sí solo, es muy peligrosa y puede tener consecuencias no deseadas.

Cualquier tratamiento ortodóncico, debe tener un seguimiento, una planificación y supervisión por un profesional cualificado, ya que los alineadores pueden influir en la oclusión dental, en la respiración, la masticación o el habla, entre otros.

Un tratamiento no adecuado, en vez de resolver el problema que lo propició, puede provocar, además problemas mayores tales como apertura y cierre de la mandíbula, ATM (alteración de la articulación temporomandibular), lesiones dentarias e incluso pérdidas de piezas dentales.

Desde las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense os advertimos de la importancia de acudir al ortodoncista si estáis barajando la posibilidad de someteros a tratamiento de ortodoncia, incluyendo los alineadores transparentes. La compra y uso de estos kits de alineadores sin supervisión especializada, puede poner en riesgo la salud.

Los alineadores tienen que estar hechos a medida de cada paciente y es el ortodoncista el que pautará los ajustes progresivos que permitirán obtener los resultados deseados.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.