¿La sonrisa perfecta? La que resulta natural

En muchas ocasiones se habla de la búsqueda de la sonrisa perfecta. Son muchos los pacientes y los medios de comunicación que nos preguntan cómo es la sonrisa perfecta y por eso hoy queremos hablar del tema en este blog de la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela.

Sonrisa imperfecta Duquesa Cambridge

¿Se ha buscado una deliberada imperfección en la sonrisa de la Duquesa de Cambridge? Así lo han publicado algunos medios de comunicación internacionales. Foto Reuters

Hace unos meses los medios especulaban con que detrás de la sonrisa de la Duquesa de Cambridge se encontraba una <<estudiada imperfección>> y es que la sonrisa perfecta no es aquella que provoca el efecto conocido como “dientes de piano” sino la que resulta natural y la que más se adapta a las facciones de cada paciente. No es aconsejable acudir a una consulta de un ortodoncista con la foto de un famoso cuya sonrisa nos encante, porque la sonrisa tiene que estar en armonía con la fisonomía de cada quien. Lo que hay que buscar es un equilibrio entre la posición de los dientes y el resto del conjunto formado por los maxilares y la cara. Definir la belleza es complicado porque intervienen factores subjetivos y esa es la parte en la que la ortodoncia tiene algo también de “arte”, en la que interviene el gusto, el criterio y la pericia del ortodoncista y no únicamente sus conocimientos científicos y su experiencia clínica.
Aunque en líneas generales podemos decir que las sonrisas que más gustan suelen ser las que tienen dientes grandes, simétricos, alineados y blancos, es importante hacer hincapié en que la sonrisa no sólo ha de ser bonita estéticamente, sino que debe tener una buena oclusión. Los dientes deben encajar bien porque una sonrisa bonita siempre ha de ser saludable.
No hay que buscar dientes blanco nuclear, ni hay un tamaño ideal standard, ni una alineación “perfecta”. Lo que pretendemos en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense es que nuestros pacientes tengan una sonrisa saludable, natural y armónica con sus facciones. Es decir, lograr un equilibrio funcional y estético.
En la belleza de una sonrisa intervienen muchos factores, además de la alineación de los dientes y el tamaño de las piezas dentales. Un factor importante también es el color de los dientes y encías, que suele venir determinado por la genética pero luego va variándose como consecuencia de nuestros hábitos de vida: las rutinas de limpieza bucodental, el consumo de vino, tabaco el café o nuestra alimentación van amarilleando las piezas dentales y haciendo que las encías pierdan su color sonrosado original, por lo que si quieres tener una sonrisa bonita es importante que, además de consultar a un ortodoncista, no descuides tus hábitos de higiene dental, lleves una alimentación saludable y elimines el consumo de tabaco. No importa cual sea tu edad, las más modernas técnicas de ortodoncia invisible (ortodoncia lingual e Invisalign) te permitirán mejorar tu sonrisa sin que los demás lo noten.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.