La salud oral infantil se beneficiaría de la prohibición de fumar en los coches

La Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) ha solicitado que el Gobierno prohíba fumar en el coche cuando en el vehículo viajen menores de edad como acaba de hacer el Reino Unido el 1 de octubre.  La Fundación Británica de Salud Dental ha destacado que esta medida va a reducir el riesgo de caries y los problemas de desarrollo de la salud oral. Este organismo ha destacado que dentro de un ambiente de confinamiento como un coche los niños están expuestos a una concentración más alta de químicos nocivos si alguien fuma dentro.  Las investigaciones han demostrado que un único cigarrillo fumado en un vehículo con las ventanas cerradas se produce 11 veces niveles más elevados de humo “de segunda mano” que en un bar donde esté permitido fumar, lo que es extremadamente peligroso para la salud de cualquiera, pero especialmente para los niños cuyo organismo está en desarrollo.

fumar problemas boca

El tabaco perjudica nuestra salud en muchos sentidos, pero también afecta a nuestra boca

Según la Sociedad Española de Neumología Pediátrica la exposición pasiva al humo del tabaco afecta de manera notable a los menores de edad, aumentando el riesgo de padecer asma u otro tipo de infecciones respiratorias, entre otros problemas de salud como meningitis o muerte súbita.

La mayoría de la gente es consciente de los peligros que fumar tiene para la salud, pero en ocasiones se infravaloran los efectos sobre nuestra boca, encías y dientes. Ser fumador pasivo incrementa el riesgo de problemas en las encías, pérdida de dientes y en los casos más severos cáncer oral.

Según la Sociedad Española de Neumología Pediátrica el humo del tabaco provoca en los menores con problemas respiratorios un descontrol de la enfermedad, lo que genera un aumento de visitas a urgencias y más absentismo escolar. Además, advierten que aún cuando no se fuma directamente en presencia del menor, las partículas del humo de tabaco quedan adheridas en los tejidos, actuando también como desencadenante de estos problemas. Una investigación publicada en 2014 por la Asociación Americana de Investigación del Cáncer ponía de manifiesto que los no fumadores que viajan en un automóvil con un fumador durante una hora tienen un aumento de los niveles cancerígenos y de otras toxinas en la orina.

En este mismo sentido la Oficina Regional europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto impulsar leyes para proteger del humo del tabaco a los niños en el ámbito escolar, sus hogares y en el interior de los coches.

Fuente: OMS, Dentalhealth.org, SENP

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.