El Doctor Pérez Varela recuerda en La Razón la necesidad de la revisión ortodónica a los 6 años

¿Alguna vez has oído decir que el momento para llevar a los niños a que los revise un ortodoncista es cuando cambian todos los dientes de leche por la dentadura definitiva? Si es así, es importante que leas el artículo que el periódico nacional La Razón ha publicado este domingo en su suplemento “A Tu Salud“.

revision infantil ortodoncia

El Doctor Pérez Varela recomienda en el especial “A Tu Salud” del periódico La Razón, que se lleve a los niños a revisión a los 6 años

En él el Doctor Pérez Varela explica que son muchos los padres que desconocen que es recomendable que, en cuanto empiezan a erupcionar los primeros dientes, entre los seis y los ochos meses, se lleve al bebé al dentista de cabecera o al odontopediatra para corroborar que el crecimiento es correcto. Si el dentista confirma que todo va bien no es hasta los 6 años cuando es necesario que los revise el ortodoncista. Esta primera visita ortodónicica no debe de postergarse más allá de los 7 años, porque ése es el momento más adecuado para poder hacer un tratamiento interceptivo mediante ortopedia dentofacial en caso de que el desarrollo de la boca no sea correcto.

Para contribuir a que los niños tengan una buena salud bucodental a medio plazo, Juan Carlos Pérez Varela y las principales asociaciones ortodóncicas del mundo, entre ellas la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO), que preside el Doctor Pérez Varela, insisten en la importancia de llevarlos a esta sencilla revisión para evitar tratamientos más costosos (económicamente pero también a nivel biológico) en la edad adulta. Cuando las malformaciones se aprecian a simple vista ya son los propios padres los que traen a sus hijos a la consulta para asegurarse de que todo va bien, pero hay algunas malformaciones que sólo un especialista puede valorar.

Que la mandíbula y el maxilar no encajen bien puede originar muchos trastornos como el desgaste de los dientes, problemas de masticación, de contracturas, de equilibrio…

Cuando las malformaciones son esqueléticas es cuando es fundamental diagnosticarlas de manera temprana con el objetivo de que el ortodoncista pueda decidir cuál es el momento más adecuado para intervenir de un modo más rápido y sencillo para el paciente, evitándole así tener que someterse de mayores a un tratamiento ortodóncico más largo y complejo o, en muchos casos, a una intervención quirúrgica.

Por eso el Doctor Pérez Varela recomienda en este medio de comunicación que se aproveche el mes de septiembre para revisar a los niños.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.