¿La ortodoncia puede influir en la felicidad? En las clínicas de ortodoncia Pérez Varela estamos seguros de que es así

La ortodoncia no es solo estética, sino que como recordamos siempre desde ese blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense es fundamentalmente salud, pero sí que es verdad que la mayoría de los pacientes se ponen aparato porque quieren mejorar la estética de su sonrisa. A priori esto puede parecer frívolo, pero sí que es cierto que es muy importante desde el punto de vista psicológico, porque una persona que siente que tiene los dientes bonitos sonríe más, y al sonreír más desde el punto de vista personal incluso transmite más felicidad a la gente de su entorno.

sonrisa felicidad ortodoncia

La felicidad se transmite e incluso se contagia. Al finalizar la ortodoncia los pacientes suelen sonreír más y de manera diferente

Nosotros sonreímos cuando estamos felices y transmitimos la felicidad a la gente que está a nuestro alrededor, incluso en el entorno laboral. Existen estudios que hoy en día son un clásico que demuestran que si los empleados sonríen a los clientes aumentan las ventas y hoy en día incluso también se estudia el hecho de que con una buena sonrisa es más fácil encontrar trabajo, muchos empresarios saben del valor de la sonrisa en el mundo laboral e intentan buscar empleados que, además de sonreír mucho, tengan una sonrisa bonita porque saben que los clientes lo van a agradecer. Ponerte en manos de un especialista en ortodoncia cualificado? te da la oportunidad de tener una sonrisa bonita y saludable.
En las clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense apostamos por la naturalidad de la sonrisa frente a la perfección forzada. Cada vez es más frecuente ver en las revistas a numerosos famosos con bocas de apariencia impecable y dientes de extraña perfección logrados a base de carillas estéticas. Nuestros pacientes han de ser conscientes de que con la ortodoncia no se cambia la anatomía de los dientes, sino que se colocan bien y en armonía con la cara en la que se enmarcan, ya que para que el resultado sea óptimo ha de parecer bonito pero natural, con una dentadura acorde con la edad y con la forma del rostro.
De hecho, lo que más nos gusta al equipo de las clínicas Pérez Varela es darnos cuenta de que la mayoría de pacientes no sonríe igual al término del tratamiento. Eso se aprecia muy bien en las fotos del rostro que hacemos antes, durante y después del tratamiento. Muchos pacientes comienzan a arreglarse mucho más, a preocuparse mucho más por su estética y a cepillarse mejor los dientes. También es frecuente que incluso se cambien el peinado e incluso que las se maquillen más porque la autoestima mejora radicalmente.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.