La ortodoncia y la cirugía ortognática pueden solucionar muchos casos de apnea del sueño, cuyos pacientes tienen el triple de accidentes de tráfico

Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello los que padecen síndrome de apnea del sueño tienen hasta tres veces más accidentes que el resto de la población. Pero, además, su riesgo de sufrir un siniestro es hasta once veces mayor que los conductores que ingieren una mínima cantidad de alcohol o fármacos que favorezcan la somnolencia. La Sociedad Española de Otorrinolaringología también apunta que esta dolencia se vincula a diecisiete de cada cien accidentes mortales o con secuelas de incapacidad. La mayoría se producen durante los primeros 30 minutos de conducción, sobre todo por la noche o a primeras horas de la tarde debido al ciclo circadiano del sueño.

Como ya os hemos contado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, muchos casos de apnea del sueño pueden resolverse mediante un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática.

Este síndrome se caracteriza por los episodios repetidos de obstrucción de la vía respiratoria superior durante el sueño. No todas las personas que roncan sufren Apnea Obstructiva del Sueño, pero en los casos en los que sí, este problema puede solucionarse usando un aparato ortodóncico llamado “dispositivo de avance mandibular” que permite aumentar el paso del aire, con lo que dejan de roncar.

En otros casos los pacientes tienen que dormir conectados a una máquina CPAP (continuous positive airway pressure) para respirar mejor por la noche y someterse a engorrosos y constantes tratamientos hospitalarios.

Muchos de estos pacientes ignoran este problema se puede solucionar con un tratamiento combinado de ortodoncia mediante brackets (para preparar la boca para la operación maxilofacial) y una cirugía ortognática para avanzar el hueso, tanto superior como inferior, para incrementar el paso de aire en las vías aéreas. Esta operación que puede mejorar sustancialmente la vida de estos pacientes, incluso puede hacerse con una intervención mínimamente invasiva mediante anestesia local y sedación. (siempre en contacto con un cirujano maxilofacial) con el objetivo de que el paciente deje de roncar y mejore su calidad de vida.

apnea sueño ortodoncia

La apnea del sueño está detrás de 17 de cada 100 accidentes mortales o con secuelas de incapacidad

Relación entre apnea del sueño y accidentes

Se calcula que unos dos millones de españoles pueden padecer este problema que afecta a entre un 4 y un 6% de los hombres y un 2-3% de las mujeres, y, sin embargo, sólo entre el 5 y el 9% de los casos está diagnosticado, lo que implica que más de un millón de personas en nuestro país la padecen pero no lo saben y por lo tanto no reciben tratamiento,

El hecho de que los pacientes con apnea de sueño no tratados tienen mayor riesgo de accidentes de tráfico ha sido el motivo por el que España y algunos países de la UE, incluyen esta enfermedad entre las que deben ser tenidas en cuenta para obtener o renovar el carnet de conducir. Es por ello que un grupo de expertos de diferentes Sociedades médicas e instituciones han elaborado la guía “Apnea del sueño y conducción de vehículos. Recomendaciones para la interpretación del nuevo Reglamento General de Conductores en España”, que ha sido publicada en la revista científica de SEPAR. Entre las recomendaciones dadas por los expertos, está la de realizar un cribado para detectar la apnea del sueño en conductores que aún no hayan sido diagnosticados con el fin de prevenir accidentes de tráfico.

Por eso creen necesario que se haga una valoración individualizada en los Centros de Reconocimiento de Conductores (CRC), y para ello los médicos deben conocer más pormenorizadamente esta patología y sus consecuencias antes de emitir el informe de aptitud psicofísica necesario para obtener o prorrogar el permiso de conducción.

El síntoma más frecuente de la apnea del sueño es la somnolencia diurna por la falta de un descanso reparador durante el sueño, lo que, a su vez, disminuye los reflejos, así como la capacidad de concentración y del tiempo de reacción. De ahí que estos pacientes tengan más riesgo de cometer errores en el seguimiento de la trayectoria y en el control de la velocidad, especialmente en situaciones monótonas como los atascos o durante los viajes en autopista.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.