La ortodoncia ayuda a evitar la caries

Son muchos los que aún tienen una idea de la ortodoncia vinculada únicamente a la estética, cuando es una especialidad odontológica que corrige problemas que van mucho más allá de la colocación de los dientes, como alteraciones de los maxilares, de la cara y trastornos de la masticación. Además, si los dientes no están alineados y hay zonas inaccesibles para los filamentos del cepillo, aunque se haga diariamente una correcta higiene se va a acumular placa dental e incluso restos de alimentos que podrían favorecer la formación de caries.
La caries es una enfermedad infecciosa y transmisible, en cuyo origen puede haber múltiples factores. Está íntimamente relacionada con una higiene oral insuficiente, hábitos orales incorrectos y patrones alimentarios inadecuados, además de cierta predisposición genética.

ortodoncia prevenir caries

La caries tiene que ver con los hábitos de limpieza inadecuados, pero también puede transmitirse

Pero además, los dientes desalineados son más difíciles de cepillar, por lo que las personas que se sometieron a ortodoncia tienden a tener menos caries y problemas periodontales que las que no.
Pero es muy importante que durante el tratamiento de ortodoncia se mantengan limpios tanto los dientes como los propios aparatos. Los aparatos de ortodoncia no sólo no causan caries (sino que algunos como los fijos protegen la parte cubierta del diente mediante el cemento que actúa como sellado), pero si no se cuidan adecuadamente sí pueden facilitar que los restos de los alimentos queden atrapados y se forme la placa bacteriana. La placa es una sustancia blanca y pegajosa que se acumula sobre los dientes cuando comemos que junto a los restos de comida acumulados puede provocar la hinchazón de las encías y mal aliento, así como marcas en los dientes y caries.
Es por eso que no hay que olvidarse de cepillarse bien (tanto los dientes como los aparatos si se lleva ortodoncia) después de cada comida, sobre todo si se ha tomado algo dulce o pegajoso, utilizando tanto cepillo, como pasta fluorada y otros medios que te recomiende el ortodoncista como los cepillos interproximales para los espacios interdetales.
Es necesario cepillar todas las superficies, y no sólo las de delante, sino por detrás de las piezas dentales, debajo de los alambres y también en la unión del diente con la encía. Luego no podemos olvidarnos de enjuagarnos a conciencia. Si lo hemos hecho bien brillarán tanto los dientes como las bandas. Hay que mantener siempre limpios tanto los dientes como los aparatos para evitar que se inflamen e incluso que lleguen a doler haciendo difícil el cepillado.
Cepillarse los dientes después de cada comida (sin olvidarnos cada vez que piquemos algo) es la manera de prevenir la formación de placa y como consecuencia, la caries dental.
Como siempre os recordamos desde las Clínicas de ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, una sonrisa bonita es el reflejo una boca saludable, por lo que no te olvides de cuidarla.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.