Durante la menopausia hay más riesgo de problemas bucodentales

La mayoría asocia la menopausia a trastornos como sofocos, problemas de sueño, fatiga, el sudor nocturno o los cambios de estado de ánimo, pero, tal y como os hemos contado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, también afecta a la salud bucodental.
La menopausia es un proceso fisiológico que suele llegar en torno a los 50 años (aunque en algunos casos se produce antes) y durante el cual se produce el cese permanente de la menstruación. El descenso de la producción de hormonas durante la menopausia conlleva una serie de modificaciones en la mucosa bucal, las encías y el hueso que sostiene los dientes que pueden llegar a hacer perder color a los dientes, alterar su forma e incluso la pérdida de dientes. Pero existen otros síntomas:
Sequedad bucal o Xerostomía: Las glándulas salivales producen una secreción más pobre que puede desencadenar en el síndrome de la boca seca, lo que puede derivar en problemas para masticar, tragar, saborear alimentos o, incluso, hablar.
El síndrome de ardor bucal: Suele ser más habitual en las mujeres postmenopáusicas, en las que ya han cesado los ciclos menstruales, se caracteriza por un ardor intenso y una sensación de quemazón que afecta principalmente a la lengua y, en ocasiones, a los labios y las encías. Además de la incomodidad del ardor, puede dificultar la ingesta de comida, provocar sequedad bucal o dolor dental.
Gingivitis descamativa: Ocasiona una separación de las capas externas de las encías dejando al descubierto las terminaciones nerviosas, por lo que es dolorosa. El tejido que da soporte a las piezas dentales se vuelve tan frágil que se desprende simplemente al frotarlo. Si no se soluciona a tiempo pueden degenerar en un problema más grave de periodontitis.
Caries radiculares: Como consecuencia de la gingivitis descamativa, al quedar al descubierto la zona de la raíz del diente, se incrementa el riesgo de caries.
Enfermedades periodontales y pérdida de dientes: Los cambios en el hueso u osteoporosis durante la menopausia puede derivar en una afectación posterior a los huesos maxilares, provocando así que la enfermedad periodontal se acentúe.

menopausia salud oral

Los cambios hormonales propios de la menopausia generan problemas orales como la gingivitis

Para que estos problemas de salud bucodental no acaben empeorando la calidad de vida es necesario extremar los hábitos de higiene oral y acudir de forma periódica al especialista para que éste valore si es necesario someterse a algún tipo de tratamiento.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.