La mala salud bucodental puede incrementar hasta un 40% el riesgo de muerte precoz

Son varios los estudios de los que ya os hemos hablado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense que demuestran que una mala salud bucodental aumenta el riesgo de enfermedades muy graves y potencialmente mortales. Es decir, más probabilidad de morir de manera prematura.
Un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán), ha investigado lo que ocurre en aquellos lugares en los que, por falta de medios, no se presta atención a la prevención y cuidado de las enfermedades bucodentales. Su conclusión es que una mala salud bucodental puede incrementar el riesgo de fallecer en hasta un 40%.
Para llegar a este resultado, los autores siguieron durante nueve años la evolución de más de 50.000 de personas de entre 40 y 75 años (mayoritariamente mujeres) de la provincia iraní de Golestán. Los pacientes respondieron a distintos cuestionarios sobre sus hábitos de higiene dental, uso de prótesis dentales y número de piezas dentales cariadas, empastadas o perdidas.

salud bucodental muerte

Cepillarse los dientes de manera correcta tres veces al día favorece una buena salud oral

Durante el periodo de la investigación, 3.820 fallecieron, de los cuales 1.981 se debió a enfermedades cardiovasculares y 839 por distintos tipos de cáncer. Los resultados sugieren que la mala salud bucodental influyó en muchas de estas muertes. Este estudio concluyó que las personas con una pobre salud oral presentan un mayor riesgo de fallecer (con un riesgo de mortalidad en hasta un 40%) y, por tanto, una menor esperanza de vida.
También se demostró que la pérdida de una o más piezas dentales está asociada a un riesgo un 30% mayor de morirse por cáncer y de hasta un 33% más de morir por una enfermedad cardiovascular.
Numerosos estudios previos concluyeron que las bacterias derivadas de una infección oral que alcanzan el torrente circulatorio pueden viajar hasta el corazón y provocar un infarto de miocardio. También pueden alcanzar las capas internas del tejido coronario y de las válvulas cardiacas y crear bolsas bacterianas que pueden originar infecciones e inflamación en el corazón. Además, una mala higiene oral también puede aumentar las colonias de bacterias en los pulmones.
En conclusión, una buena higiene oral puede prevenir en gran medida todas estas complicaciones. Cepillarse los dientes dos o más veces al día puede reducir significativamente el riesgo de mortalidad por cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Recordad que la ortodoncia es el gran aliado para reducir el riesgo de una gingivitis o enfermedad de las encías, ya que los dientes apiñados o mal colocados dificultan una limpieza oral correcta.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.