La mala higiene dental y el consumo del azúcar son los culpable de las caries, no los genes

Las caries son uno de los principales problemas de salud bucodental en todo el mundo. Hay varios factores que pueden propiciarlas, pero el más importante es la mala higiene oral y una mala dieta.
Quizás hayas oído alguna vez que la ortodoncia puede provocar la aparición de caries, pero eso es completamente falso. Si se desarrollan caries durante un tratamiento ortodóncico será debido a una deficiente higiene oral.
Tanto si llevas aparato como si no, es muy importante cepillarse los dientes después de cada comida para que no se acumulen restos de alimentos, utilizar un cepillo interdental y completar la limpieza con enjuague bucal.
Aunque puede haber una cierta predisposición genética, el peso de los genes en la aparición de caries es poco relevante. Precisamente, un estudio llevado a cabo en el Instituto J. Craig Venter en Rockville (EE.UU.) puso de manifiesto que la salud de la boca es consecuencia de nuestros hábitos de higiene y de nuestra dieta (especialmente por el consumo de azúcar).
Esta investigación identifica las especies bacterianas que pueden adquirirse a través del ambiente y que pueden provocar caries.
Desde principios del siglo XX se sabe que la formación de caries dentales se encuentra asociada a la composición de la flora bucodental, muy especialmente a la presencia de la bacteria ‘Streptococcus mutans’. Un microorganismo que libera ácidos que erosionan el esmalte dental cuando concluimos las comidas.
Para evaluar la influencia del ambiente (higiene y cuidado oral) y descartar el condicionante genético se analizaron los microbiomas orales de 280 parejas de niños mellizos (que aunque nacieron en el mismo parto, no comparten el mismo genoma al haberse desarrollado en óvulos distintos) y de 205 parejas de gemelos idénticos (hermanos desarrollados a partir de un mismo cigoto, y, por tanto, con un genoma similar) de entre los 5 y los 11 años.
El estudio también reveló que la abundancia de las cepas bacterianas ‘hereditarias’ disminuye según cumplimos años. Lo que no implica que nuestras bocas queden desprovistas de bacterias, ya que las cepas vinculadas al ambiente son cada vez más numerosas.

caries ortodoncia

Es muy importante acudir a revisión al odontólogo para que se cerciore de que no hay caries y, si las hay, solucionarlas de inmediato

Estos investigadores concluyeron que la higiene y el cuidado bucodental son los principales responsables de que padezcamos o no una caries, y no los genes heredados. Pero también se encontró una relación entre ciertas especies bacterianas específicas y el consumo de azúcar.
Por lo tanto es importante vigilar la dieta y limitar el consumo de azúcar, y limpiarse correctamente los dientes después de cada comida para evitar la aparición de caries.
No olvides tampoco que, si las caries aparecen, deben empastarse de inmediato, ya que de lo contrario la pulpa dental quede expuesta a las infecciones y podrían generase graves problemas de salud. Si tienes caries y vas a someterte a una ortodoncia es fundamental que te las arregle el dentista antes de que te coloquemos los brackets.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.