La hipersensibilidad dental puede agravarse por los hábitos alimenticios y el estrés

Los expertos advierten que la hipersensibilidad dental está en aumento entre la población joven debido al estrés que vivimos en la sociedad moderna acompañado de ciertos hábitos alimenticios.
La hipersensibilidad es la causa más frecuente de dolor dental, que puede producirse a diario o al beber, comer o cepillarse los dientes. Según la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) afecta al 25% de la población adulta, sobre todo en personas con periodontitis (llegando en España a un 84% de los pacientes con esta enfermedad de las encías). Provoca un dolor que puede ser localizado (en uno o varios dientes), o bien en toda la boca, como respuesta a estímulos táctiles, térmicos o químicos. Este trastorno se produce por una exposición de la dentina (tejido del diente que está bajo es esmalte, en la corona, o el cemento, en la raíz) asociado a recesión gingival.
El origen de esta hipersensibilidad puede estar en un cepillado agresivo, como consecuencia de tratamientos periodontales o el desgaste del diente, y se puede ver favorecido por la presencia de ácidos en la boca, ya sea por reflujo gástrico o por los consumidos a través de la dieta. La ingesta de alimentos y bebidas ácidas (refrescos carbonatados, bebidas “energéticas”, zumos de frutas, yogures, vinagres, vino…) incrementa el riesgo de padecer hipersensibilidad dental; de hecho, este trastorno parece aumentar entre los jóvenes como consecuencia de los hábitos de vida actuales.

hipersensibilidad dental ácidos

El consumo de bebidas carbonatadas puede incidir sobre la hipersensibilidad dental

Para prevenir la hipersensibilidad ten en cuenta estos consejos:
-Aprende y lleva a cabo técnicas de higiene adecuadas, evitando técnicas (cepillado horizontal, por ejemplo) o dispositivos de cepillado traumático (utilizando cepillos de cerdas muy duras y ejerciendo excesiva fuerza).
-Prescinde de pastas dentífricas muy abrasivas.
– Evita el consumo excesivo de ácidos en tu dieta y en el caso de ingerirlos procura neutralizar su efecto sobre tus dientes (por ejemplo consumiendo chicle sin azúcar a continuación, esperando 30 minutos antes de cepillarse los dientes….).
-Si padeces alteraciones emocionales que puedan afectar a tu salud bucodental (como bruxismo o estrés), consulta al especialista si te conviene usar una férula de descarga.
– Si llevas piercings orales que puedan resultar traumáticos para los dientes o encías suprímelos.
– Si padeces problemas de salud sistémicos de riesgo, como la bulimia, acude a un especialista para que te ayude a controlarlo.
La hipersensibilidad dentinaria es un trastorno que afecta la calidad de vida de las personas, pero para la que existe tratamiento. Si sufres hipersensibilidad acude a tu odontólogo para que te diagnostique.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.