La estética es el principal motivo para hacerse una ortodoncia, según un reciente estudio

El principal motivo por el que los pacientes acuden a una clínica de ortodoncia es mejorar la estética de su sonrisa, con independencia de que también necesite mejorar la oclusión o la función. Así lo explica siempre el Doctor Pérez Varela en sus ponencias y entrevistas, y el Estudio Sanitas de Salud Bucodental realizado entre un total de 50 familias españolas lo ha confirmado una vez más.
Es una evidencia que los adultos cada vez se realizan más tratamientos de ortodoncia. Existen numerosos motivos para ello: en unos casos es porque no han podido hacerlo en su momento, o en otros porque los dientes con la edad tienen a apiñarse (especialmente los inferiores), por ejemplo. Entre los motivos por los que deciden hacerlo destaca la estética, según los resultados de este estudio, ya que el 29,3% lo hacen por mejorar su imagen personal frente al 25% que aduce únicamente motivos de salud.
No existe un perfil concreto del paciente de ortodoncia, ya que el hecho de tener una maloclusión, o los dientes mal posicionados puede deberse a una gran cantidad de factores, como hábitos perjudiciales (uso excesivamente prolongado del chupete de pequeños, succión de los dedos, empujar las piezas dentales sistemáticamente con la lengua…) o también a factores genéticos.
Aunque el número de adultos que inicia un tratamiento de ortodoncia va en aumento, los adolescentes son los que más se someten a un tratamiento de ortodoncia, sobre todo porque es el periodo vital para realizarlo ya que entre los 12 y los 15 años la dentición definitiva ya está completa, pero todavía se está en fase de crecimiento, lo que beneficia el movimiento dentario. También la estética es la preocupación que más motiva a los adolescentes españoles a someterse a un tratamiento, en concreto, el 59,6% de ellos lo harían únicamente por razones estéticas, mientras que “sólo” el 29,3% de los adultos reconoce que la imagen está detrás de su ortodoncia.

mejorar estetica sonrisa

La mayoría de los españoles que se someten a una ortodoncia lo hacen para mejorar el aspecto de su sonrisa, como confirma un nuevo estudio

Pero además los avances en el campo de la ortodoncia permiten que aquellos que eran reacios a iniciar el tratamiento para evitar tener que llevar brackets de una manera evidente (los aparatos convencionales) puedan hacerlo sin que afecte al aspecto estético durante el tratamiento. En estos casos puede optarse por las alineadores removibles transparentes (que se quitan y se ponen), la ortodoncia lingual (en la que los brackets se pegan a la cara interna de los dientes y por ello es invisible para los demás) y hay una tercera opción que es muy discreta, que son los llamados “brackets estéticos” que son del mismo color que el diente y por ello prácticamente imperceptibles. Es por ello que tanto los adultos como los adolescentes prefieren una ortodoncia invisible. Según este estudio es la preferida del 15,9% de los adultos y del 19,9% de los adolescentes.
Lo que es curioso es que, según este estudio, los adolescentes señalan como segunda opción los brackets metálicos convencionales, a pesar de que a algunos padres les preocupa cómo puede afectar a sus hijos en el colegio el hecho de llevar ortodoncia.

Fuente: Estudio Sanitas de Salud Bucodental

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.